El 17 de mayo es mundialmente conocido como el día internacional contrala homofobia, transfobia, bifobia y es conmemorado desde 1990.

Diversas son las formas de discriminación que se viven cada día en el país, discriminación económica y social, discriminación cultural y de creencias y las discriminaciones por género y orientación sexual; las anteriores mencionadas eran recurrentes en Chile y el mundo, sin embargo, esto cambió. Tras la declaración de la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud el día 17 de mayo de 1990, dicha institución mundial eliminó a la homosexualidad de entre la lista de enfermedades mentales, consignado un reconocimiento digno a quienes se representan bajo esta condición.

La declaración marcó un hito histórico en el mundo, pues la homosexualidad como conducta había sido criminalizada por diversas naciones, países e ideologías políticas. En la actualidad, Mauritania, Irán, Sudán, Arabia Saudí y Yemen son algunos de los países que mantiene pena de muerte a quienes se les reconozca como homosexuales o tengan conductas sexuales con personas del mismo sexo. Esto demuestra que erradicar el odio hacia la identificación homosexual u homofobia está lejos de ser un objetivo cumplido en el mundo.

La eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales no significó mucho en realidad, si lo fue el movimiento sociopolítico que se desprendió de aquello.

Louis-Georges Tin, académico y militante francés lideró diversos estudios relacionados con la homofobia desde el año 1997, en 2003 junto a otros autores creó el “Diccionario de la Homofobia”, un documento que analizaba las conductas homofóbicas desde diversas perspectivas, como la psicología, la biología y la antropología. En 2005 él junto a diversas organizaciones de la sociedad civil crearon la organización no gubernamental IDAHO, por sus siglas en ingles significa “Día internacional contra la homofobia”. Esta ONG ha liderado la conmemoración de este día a lo largo del mundo desde aquel entonces.

Desde hace varios años, Chile es parte de esta causa y este reconocimiento frente a las personas que sienten y aman de manera distinta a la general. Es por ello que la municipalidad de Vicuña, realizó un gesto de empatía e izó la bandera de las múltiples diversidades en el frontis del municipio, evidenciando el respeto por la diferencia.

En la instancia, el alcalde de la comuna de Vicuña, Rafael Vera, manifestó la importancia de realizar este reconocimiento y cómo estos valores ya son parte de la comuna elquina, “Esto es un día que se celebra a nivel mundial, nosotros no quisimos dejar de hacerlo de una manera muy modesta, con pocas personas, sin invitados. Quisimos hacer saber a nuestra comuna y el mundo que esta comuna a respeta, que el respeto y nada más que en respeto es algo que nosotros quisimos instalar durante todos estos años, no hemos podido equivocar en alguna oportunidad, pero siempre con respeto. Hoy hay que reconocer que no todos sentimos iguales, que no todos actuamos igual, que no hay verdades absolutas y ante eso el respeto debe instalarse, es la señal que estamos dando hoy en día, que estamos en contra de todo tipo de homofobia que pueda existir”.

El cambio de pensamiento entre generaciones es clave para comprender los valores de la nueva sociedad, teniendo las generaciones más recientes, mucha más información para acepta al resto, aunque fuere distinto de la mayoría. El edil de la comuna elquina reforzó la idea de cambiar el pensamiento, hacia uno que se base en el respeto mutuo, “No quisimos que pasara esta fecha, pues comprendemos que es muy importante para todos aquellos que entendemos que la sociedad cambió y consideramos que el respeto debe estar, sobre todo. Tal vez nuestros padres nos enseñaron una verdad absoluta, la verdad es que con los años y al crecer nos fuimos dando cuenta que, tal vez estaban equivocados la forma en la que nos educaron es muy distinta a la forma en la cual educamos nosotros ahora. Por lo mismo es una gran señal frente a los niños, que no deba existir ningún tipo de homofobia”.

Desde el municipio elquino, se refuerza la idea del respeto a cada una de las personas, pues las identidades de género, sexuales y reproductivas son parte de cada uno, discriminar estas diferencias es discriminar al resto, cosa no aceptada en el nuevo constructo social de los último años.