Se habló además de la necesidad de agilizar los trámites para que el poste que dificulta la entrada a la capilla, sea cambiado por la empresa eléctrica CGE.

El comité San Antonio de Padua de Rivadavia está muy satisfecho por los logros alcanzados en su poblado, puesto que mediante una subvención municipal y su propia organización, han pavimentado las veredas, alrededor de 70 metros hasta el momento.

Esta pavimentación participativa ha contado con el apoyo de la Municipalidad de Vicuña como da a conocer el delegado municipal del sector cordillera Leandro Álvarez, quien ha estado apoyando la obra junto a los vecinos, “se han utilizado aproximadamente 80 bolsas de cemento”.

Por su parte el alcalde Rafael Vera destacó la organización de los vecinos, “es un ejemplo para la comuna como los vecinos se han organizado y coordinado y si es verdad que esto es algo que tiene que reparar el SERVIU, probablemente han pasado muchos años y eso no ha ocurrido (…) y nos pidieron una subvención municipal y ellos con sus propias manos empezaron a generar estas veredas, tienen un 70% terminado, le deben estar faltando otros 30 mts. más, y esta obra va a haber finalizado y probablemente la misma vereda es la unión de los vecinos que se juntan a realizarla, lo más importante es que ellos creyeron en el municipio”.

Respecto a las necesidades de los vecinos en cuanto al retiro de un poste que dificulta el acceso a la capilla, la primera autoridad comunal señaló “tenemos al frente de la capilla un poste de la empresa que antes se llamaba Conafe, hoy CGE, un poste que llevamos casi dos años pidiendo si lo pueden mover, y la última vez que lo preguntamos dijeron que salía un millón y fracción el cambio del poste, nosotros dijimos que esperábamos el buen comportamiento de CGE que nos diera una mano la empresa (…) espero que dentro de las próximas semanas nos cumplan y que ese poste que molesta, lo cambien dos metros más allá y que los vecinos tengan esa alegría”.

En visita al sector de Rivadavia se visualizaron los logros, y también se visitó a las vecinas que están siendo parte de un taller de bordado en cinta  con el fin de confeccionar cojines, una herramienta que valoran las participantes.