La celebración de San Pedro y Pablo fue el cuarto feriado desde que se inició el estado de excepción constitucional por la pandemia del coronavirus.

Una baja afluencia vehicular se pudo apreciar el reciente fin de semana largo en la comuna de Vicuña, esto recordando que con el objetivo de reducir al máximo la posibilidad de ingreso de no residentes a la comuna elquina, el control sanitario ubicado en el sector El Arrayán/ La Calera, redobló esfuerzos y se mantuvo funcionando durante todo este periodo con turnos las 24 horas, con la presencia de funcionarios municipales, y con apoyo desde las 5 de la mañana hasta las 22 horas, del Ejército.

Suspicacias e interrogantes  se han generado entre la población por la entrada de turistas extranjeros especialmente hacia el clausurado camping La Palmera, ubicado en la localidad de La Campana, pero el ingreso habría sido burlando el toque de queda en la semana anterior al fin de semana largo.

La delegada presidencial Andrea Balladares estuvo durante el sábado 27 de junio en una visita inspectiva en el control sanitario y en la feria de abastos, haciendo un llamado enfático a continuar con el autocuidado para reducir los contagios de Covid-19, “hoy día el llamado es a que las personas no se desplacen, no salgan de sus casas, y obviamente no salgan a otras comunas. Queremos mantener a las comunas de Vicuña y Paihuano que están al interior del valle, lo más libre posible de contagios, y en eso lo único que tenemos que evitar son los desplazamientos, así que en un trabajo coordinado con las autoridades locales como nos ha encomendado nuestra Intendenta (…) sabemos que hemos tenido un flujo más bajo que otros fines de semana largos, esperamos que la gente se siga comportando así, y recalcamos el llamado a que se queden en su casa, no salgan, y no expongan a su familia”.

El  Coronel Emilio Larenas, de la Jefatura de la Defensa Regional precisó que en este cuarto fin de semana largo desde que se inició el estado de excepción constitucional, la percepción los controles vehiculares ha sido positiva, “estamos con un despliegue masivo, controlando lo que es básicamente el control de la segunda vivienda y con ello poder evitar que la gente se desplace a lugares sin algún motivo justificado (…) ha pasado gente que habita en el valle, que anda con todos los documentos y tiene una buena percepción de este control, por lo que en ese sentido nos encontramos satisfechos con lo que se está realizando y la labor de nosotros es seguir apoyando en todo lo que la autoridad necesite para que todos juntos salgamos de esta pandemia”.

Por su parte el alcalde Rafael Vera indicó que la labor del control sanitario instalado hace más de tres meses, ha sido ardua y que seguirá mientras sea necesario, además del control por la entrada de la ruta Antakari, cuyo ingreso de vehículos es mucho menor, “estaremos todo el tiempo que sea necesario hasta que termine la pandemia, los funcionarios municipales y las autoridades, Carabineros y el Ejército nos estará acompañando, porque es la forma, unidos, de poder avanzar, y enfrentar de buena forma esta pandemia que no solamente ha azotado a nuestra comuna, la región, sino al mundo en su conjunto, y nos tiene que hacer extremar los esfuerzos para salir de buena forma”.

Se continúa así con la labor tendiente a evitar el ingreso de personas no residentes a la comuna de Vicuña, esto con el objetivo de mantener a raya el Covid-19 en una comuna que sigue manejando una baja tasa de contagios.