La instancia surge de un ofrecimiento realizado por el Servicio de Cooperación Técnica (SERCOTEC Coquimbo) y está enfocado en productores y artesanos de zonas rurales.

La normativa sanitaria en alimentos es una de las principales exigencias que requiere la estandarización de productos y servicios alimentarios, dicha realidad puede ser un gran obstáculo para la población emprendedora rural.

Frente a esta situación, es que el equipo de SERCOTEC Coquimbo, en coordinación con diversas carreras de la Universidad Católica del Norte – Coquimbo están desarrollando una iniciativa formativa para dichos emprendedores, todo esto con el apoyo del equipo de Fomento Productivo e Innovación del municipio de Vicuña.

La iniciativa consiste en una serie de charlas sobre la normativa sanitaria, los requerimientos para vender productos alimenticios en otros mercados y las exigencias del etiquetado de salud. La idea de estas intervenciones, es poner a disposición las voluntades de la academia, en colaboración y gestión de SERCOTEC, para agilizar estas certificaciones para cada uno de los emprendedores de los sectores rurales.

Este miércoles 4 de mayo se realizó la primera charla a 12 emprendedores, esto en la localidad de Rivadavia, Juan Barraza, integrante del equipo de Fomento Productivo e Innovación del municipio de Vicuña, comentó el origen de la iniciativa, así también recalcó el agradecimiento de las y los emprendedores, “nos llegó la propuesta de un piloto, a través del centro de desarrollo de SERCOTEC Coquimbo, propuesta trabajada con la Universidad Católica del Norte. La idea de este plan piloto, es a través de la asesoría de los estudiantes, con seguir una asesoría sanitaria, más el etiquetado nutricional de los alimentos que ellos producen. Los productores sienten de buena forma esta ayuda, mucha gente está convencida que la formalización es el camino. Nosotros creemos que hay que modificar los criterios para la resolución sanitaria, pues, es una normativa anticuada que no se ajusta a la realidad del turismo rural, imposibilitando la formalización”.

Los emprendedores beneficiarios de esta iniciativa corresponden a otro plan de desarrollo comunal, la estrategia de “Turismo rural”. Este espacio de desarrollo, busca potenciar a las diversas localidades de la comuna, agrupando a sus emprendedores, insumando de herramientas en marketing, formalización y generando instancias de compra-venta con su comunidad.

Juan Barraza, del equipo de fomento Productivo e Innovación, destacó el sentido que tiene articular este plan piloto regional, con dicho público rural, “una de las formas en las que el municipio puede apoyar a los emprendedores, es con las ferias de emprendedores y las ferias costumbristas; allí se invitan a los emprendedores, independientes de las proyecciones de ellos como negocio. El día de mañana, si se formalizan, pueden hasta vender sus productos en supermercados, entonces es un gran apoyo, que además es gratuito”.

Este trabajo continuará con estos 12 emprendedores de la localidad de Rivadavia, conforme avance el proyecto, se irán sumando más localidades, todas pertenecientes al “Plan de Desarrollo de Turismo Rural”.