Mejoras en las carreteras, señaléticas, mayor abastecimiento de alimentación y servicios básicos son parte de las temáticas que se abordan por estos días

El 2 de julio de este año, los días anteriores a dicha fecha y posteriores, aumentará la afluencia de personas en la región de Coquimbo, y particularmente en Vicuña, una de las comunas privilegiadas para la observación del eclipse total de sol que acontecerá en su máximo esplendor a eso de las 16:40 horas, por tanto las coordinaciones en torno a este fenómeno se han ido intensificando, considerando  que quedan alrededor de 3 meses para el evento, y las medidas a seguir para recibir a una gran cantidad de visitantes, deben ser absolutamente planificadas.

Eugenio Jiménez, coordinador regional del eclipse  estuvo participando por estos días en una reunión junto a la primera autoridad comunal de Vicuña, el alcalde Rafael Vera y representantes de Vialidad y transporte para justamente evaluar estas temáticas.

Al respecto Jiménez indicó que el principal trabajo será realizar un mejoramiento con respecto a caminos y  señaléticas para poder generar las mejores condiciones para el acceso de  la gente,  “en forma paralela se aprovechó también de abordar temas relacionados a las medidas de seguridad, cómo va a funcionar el tránsito ese día y algunas medidas que en conjunto definiremos respecto a cuáles son las decisiones que se tienen que tomar para los días previos, el mismo día del eclipse y posterior al eclipse” acotó.

Se espera que en la comuna se preparen tanto el servicio público como privado en temáticas como alimentos y productos en los supermercados y almacenes; mayor cantidad de combustible; mayor presencia de cajeros automáticos y otros servicios para una población flotante que se verá en el mes de julio.

Por lo mismo durante este mes de marzo se espera mayor precisión de los recursos destinados al eclipse para cumplir con estos desafíos, y tener cubiertas las necesidades más inmediatas como son por ejemplo contar con un mejor servicio de salud en caso de eventualidades.  El alcalde Rafael Vera señaló que el propósito no es asustar a la población, pero si estar lo mejor preparado posibles con servicios funcionando en buenas condiciones. “Ojala tengamos un hospital de campaña; de tener helicópteros, solamente estoy diciendo que ante una alta cantidad de visitas vamos a necesitar todo aquello, probablemente vamos a tener 3 o 4 veces mayor cantidad de personas, con personas que estarán 5, 6 o 7 días en la comuna por lo cual necesitamos que estos servicios básicos funcionen de buena forma”.

Insistiendo en la necesidad de decretar el 2 de julio feriado regional, el alcalde Rafael Vera espera reunirse con el Ministro del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick para plantear las inquietudes respecto al evento. “Creemos que es oportuno que el Ministro del Interior nos reciba para que nosotros le podamos plantear la preocupación que tenemos sobre temas estratégicos para enfrentar el día 2 de julio que es tan importante”.

No es un tema menor tratar todas estas temáticas dado que se proyecta  que a la región podría llegar a albergar hasta cerca de un millón de visitantes para presenciar este fenómeno, siendo el Valle de Elqui el principal foco por tener los cielos más limpios del planeta y tener la mayor cantidad de días despejados.