El concierto “Iluminados por la música” contó además con la participación de la soprano Andrea Cárdenas y artista visual Sergio Mora-Díaz.

 

Luces, piano y una inmensa armonía fue el resumen del concierto “Iluminados por la música”, protagonizado por el consagrado pianista nacional Roberto Bravo y el emergente pianista local Juan Estay, ambos deleitaron a público elquino y turistas en la iglesia Inmaculada Concepción de la ciudad de Vicuña, frente a la plaza Gabriela Mistral.

 

Desde las piezas musicales de piano clásico del consagrado Roberto Bravo hasta las interpretaciones más contemporáneas del joven Juan Estay, el concierto se caracterizó una perfecta conjugación entre estilos e interpretaciones. En calidad de artistas invitados participó la soprano Andrea Cárdenas y el artista y arquitecto visual Sergio Mora-Díaz.

 

El evento, organizado por la municipalidad de Vicuña, logró una gran convocatoria, la catedral vicuñense estaba en su capacidad máxima de asistentes, de hecho, se dispuso amplificación del concierto en dirección a la plaza Gabriela Mistral, para que todos pudieran disfrutar de este maravilloso evento musical.

Los músicos, Roberto Bravo y Juan Estay demostraron su calidad musical en el piano clásico, variando diversos estilos e interpretaciones, Bravo agradece la participación y el cariño de los asistentes, “He disfrutado mucho, tener una iglesia completa, un público y respetuoso, participativo, todo esto es muy gratificante para un artista y sobre todo en un lugar al que le tengo mucho cariño, me siento parte de este valle, entonces venir para acá y poder tocar significa un gran privilegio”, señalo. Como artista local, la presentación de Juan Estay fue especialmente ovacionada, puesto que fue un joven que creció en la comuna elquina y hoy es un gran músico de nivel nacional, Estay valoró la oportunidad de realizar el concierto, “Yo creo que esto es necesario justamente por los momentos que estamos viviendo en el país, de tanta tristeza, ira, rabia, hay muchos sentimientos encontrados. Con Roberto Bravo fue muy significativo trasladar el concierto, que siempre se realiza en los teatros, a realizarlo en una iglesia pública.” 

 

El alcalde de la comuna de Vicuña, Rafael Vera Castillo agradeció la participación de estos músicos y artistas y su aporte al desarrollo cultural de la comuna, “Lo que hoy día hemos vivido es una clase magistral de dos músicos brillante, uno es Roberto bravo, quien está entre los dos pianistas más grandes en la historia de nuestro país; pero también un Juan Estay que nos ha dejado anonadados y perplejos, yo había tenido la oportunidad de escucharlo en el pasado, pero la intervención de hoy me ha parecido maravillosa. Tener a estos dos grandes maestros, junto a una gran voz acompañándolos ha hecho de esta noche algo especial, que ojalá sea un premio para el comportamiento y actuar de los vecinos de la comuna del Elqui, donde siempre prima el respeto y el deseo de tener estas grandes actividades en la comuna, creo que ha sido una noche mágica”.

 

La mayoría de las personas esperaron de temprano en sus asientos, Elsa Cáceres Morales, asistente del concierto destacó la calidad de la propuesta, “Me gustó mucho la puesta de escena que hicieron aquí, con los dos músicos y la dama, porque son artistas consagrados, Juan que es de acá, uno que lo conoce de pequeñito es grato verlo avanzar en el mundo del arte, su presentación fue muy dinámica, muy vivaz también”.

Otra asistente al concierto fue Delfina San Francisco Geraldo, ella comentó la experiencia de la jornada y enfatizó en la importancia de asistir a este tipo de eventos, “Fascinante y muy lindo, es hermoso poder tener la oportunidad de escuchar y ver estas actividades en Vicuña, perdérselas es de tonto digo yo, no siempre están. Aprovechen las oportunidades como estas, que o siempre se dan, que aprovechen la cultura, la cultura tiene muchas aristas por donde uno la mire, sin saber mucho de música, si uno le pone oído la aprecia y la disfruta”.

 

“Iluminados por la música”

 

El concierto protagonizado por Roberto Bravo y Juan Estay tuvo dos artistas invitados, la primera es Andrea Cárdenas Guerra, soprano y a la vez enfermera, ella ha realizado diversas presentaciones junto al pianista Roberto Bravo, en este concierto Andrea deslumbró al púbico con variadas sonatas, “Interpreté varias obras, entre ellas unas del compositor francés “Michel Legrand”, una de la película “Coco” y un clásico de Chile “Gracias a la Vida”; vez que vengo Vicuña yo soy feliz de estar acá, no me gusta cuando me tengo que ir y claro, en este contexto es muchísimo más fuerte la energía que se siente, la recepción de la gente, el cariño de esta, me voy muy agradecida y ojalá en lo pronto salga otro concierto”.

EL segundo artista invitado quien también destacó en el concierto fue Sergio Mora-Díaz, diseñador visual quien bajo la técnica de “Madmapper” logró sacar provecho de la arquitectura de la catedral, para diseñar una “performance” de luz, frente al concierto Sergio detalló el trabajo realizado

“Aquí se diseñó toda una imagen, una propuesta visual de arte digital proyectada sobre el edificio, entonces de esa manera la imagen se convierte en luz y a través del color se van generando diversas sensaciones, diversas emociones, todo relativo a la propuesta musical de Roberto Bravo y Juan Estay; por un lado estaba la propuesta visual que yo diseñaba, pero por otro lado está el edificio que ya entrega mucha información, la carga emotiva que también tiene el estar acá y hacer un concierto en una iglesia”.

 

Sin lugar a duda, este concierto marca un cierre de actividades 2019 en la ciudad de Vicuña, cerrando el año con una propuesta musical clásica y muy solicitada por el público elquino, la concurrencia de los asistentes, el respeto durante el concierto y el cariño hacia los músicos lo demostró. Desde el municipio elquino esperan realizar más concierto des este tipo durante esta nueva temporada de verano 2020.