Ubicado en la localidad de Villaseca, Restobar Solar Entre Cordillera nace como un proyecto familiar que busca rescatar comidas típicas del campo.

La necesidad de independizarse y tener algo propio, fue el sueño de Luisa Ogalde que junto a su marido Jorge Armijo, materializaron en el patio de su casa. Es así como nace Restobar Solar “Entre Cordillera”, proyecto familiar que busca rescatar comidas típicas del campo y la identidad criancera.

Luisa Ogalde, propietaria de “Entre Cordillera”, comenta la recepción que ha tenido de parte del público, ya que buscan que sea un espacio acogedor, que pueda transportar a la infancia y a su vez encantar a las nuevas generaciones  “ha tenido muy buena recepción de nuestros clientes porque hay comidas típicas que se ha perdido y mucha gente mayor que se ha criado con esos platos como el mote guisado, la harina arvejón y que prácticamente la juventud no conoce, en cambio los mayores cuando prueban se va a la infancia, eso se ve y se agradece. Con mi marido hemos tratado de hacer un espacio acogedor y familiar, incluso para nuestras mascotas”.

La cazuela de salón,  el locro o el queso en almíbar, son parte de las preparaciones que ofrece el Restobar Solar, ubicado en la localidad de Villaseca.  Dichos platos, son elaborados en un 90% con energía solar, mediante hornos y una cocina parabólica.

Luisa Ogalde, describe el proceso para elaborar sus clásicos productos, incluido el “Chupe de Cabrito”, que es una preparación exclusiva del Restobar “todo lo que es al jugo es 100% solar, el arroz, el pan, las masas, los queques, por ejemplo el costillar y pollo al horno se hace el proceso en los hornos y el dorado se le da en un horno tradicional, ya que estos hornos solares no dan dorado, su cocción es lenta, por lo tanto su proceso demora más, pero tiene la gracia de que no se pierden las vitaminas, también es importante que los sabores se mantienen, incluso se esparce más el sabor, para una casa es un ahorro tremendo, para nosotros también es muy bueno este sistema”.

Por otra parte, Luisa agradece a su equipo de trabajo, pues son parte fundamental de este proyecto “a quienes están en la parte de atrás que están en cocina le ponen su toque especial y a ellos se les agradece mucho. Esto es un engranaje, cocina es el motor con todos sus sabores, el sol le da su otro toque y nosotros como cara visible que estamos con el público, le damos la otra parte, así que esto es un trabajo en equipo y se agradece mucho al equipo que nosotros tenemos, tanto como garzones, aseo, cocina”.

A su vez, Luisa extiende la invitación a que visiten Restobar Solar “Entre Cordillera”, para que disfruten la experiencia junto a toda la familia “para las personas que nos visiten, no se van a arrepentir, los vamos a recibir con todo nuestro cariño, que disfruten, prueben sabores nuevos, que conozcan nuestra cocina, además acá se les da una charla, una demostración. Que sea una experiencia muy bonita, también pueden venir con sus mascotas”.

Este proyecto familiar, poco a poco se ha ido posicionando en la zona, siendo un atractivo para el público, tanto local como visitante. Lo anterior les valió una distinción en el área turística, en el marco del aniversario 201 de la comuna de Vicuña.

Dicho reconocimiento, se les otorgó gracias a su aporte al crecimiento y fortalecimiento de la actividad turística en la comuna, con un servicio innovador.