La actividad formó parte de las metas institucionales de este colegio de Vicuña, ubicado en población Estación.

Con una recreación de escenas del cuento “Alicia en el país  de las maravillas” por parte de la comunidad educativa, y con lectura fluida, oraciones completas, oraciones simples, frases fluidas y lectura de vocales, bajo la frase “un sorbito literario” pronunciada por el personaje sombrerero de este relato, estudiantes de kínder y primero básico del colegio Joaquín Vicuña Larraín, participaron de la lúdica y colorida actividad “Mi primera lectura”.

Personajes tan icónicos como Alicia, el conejo blanco el Gato Risón · La Oruga Azul la  Reina de corazones,  fueron caracterizados por la comunidad educativa, en una actividad que formó parte de este colegio de Vicuña, ubicado en población Estación.

Mayran Cortés madre de Matías Rodríguez, estudiante de primero básico relata que por la lectura su hijo ha desarrollado su curiosidad y aprendizaje, “para mí es algo nuevo, no lo había visto antes, y lo encuentro súper bien que estén motivando a los chicos a leer, no tan solo a ellos sino también a los padres, algo que por las redes sociales se ha perdido mucho”.

Juana Zepeda, la jefe técnico del colegio resaltó este interés por destacarse en el ámbito de la lectura, “queremos destacarnos por buenos aprendizajes, y partimos en el nivel de transición, para la educadora fue un desafío bastante, primer año y en el contexto que estamos viviendo, ha sido bastante difícil lograr nuestras metas, pero aun así, nuestros niños del nivel de transición han tenido logros, y nos sentimos orgullosos, algunos con vocales, otros con silabas, otros con palabras, pero si tenemos niños que han logrado leer fluidamente a través del juego, como un juego hayan ido metiéndose en el mundo de las letras que es un pilar fundamental para cualquier aprendizaje en el futuro”.

La educadora de párvulos Andrea Milla comenta que como unidad educativa eligieron el cuento, “ha sido un proceso de mucho trabajo, de mucho esfuerzo por parte de la comunidad educativa (…) (encantarse con la lectura) es un proceso que se incorporó este año en el nivel inicial a través de juego, actividades lúdicas, que los niños de pre-basica aprenden a través del juego”.

El director del establecimiento David Veliz indica lo relevante del impulso lector entre las y los estudiantes, “nuestro proyecto educativo fortalece todo lo que es el proceso lector. El ministerio de Educación nos ha encomendado dentro de sus estándares que los alumnos del primero año básico deben leer 56 palabras fluidas, eso significa hacer un trabajo bastante intencionado, sistemático dentro de los primeros niveles, y ahí está la base para el resto de los aprendizajes, la lectura abre mundos ilimitados a los alumnos, abre mundos también en las relaciones con los padres”.

 La actividad culminó con la tradicional hora del té del relato Alicia en el país de las maravillas, que disfrutaron las y los pequeños estudiantes participantes de la jornada de lectura.