Estas medidas se toman tanto desde el hospital San Juan de Dios de Vicuña, como desde el departamento de Salud Municipal.

Desde el primer momento se ha señalado que uno de los grupos de riesgo en tiempos de pandemia por coronavirus son los adultos mayores, y en esta materia el personal de salud ha sido primordial en cada uno de los países, regiones, comunas y poblados. Es por ello que en la comuna de Vicuña la organización con las personas de la tercera edad, uno de los grupos de riesgo, ha sido uno de los principales focos de atención, y donde se dirigen también los refuerzos a nivel comunal.

Cristian Pinto, asistente social encargado del equipo rural del departamento de Salud municipal de Vicuña explica que se han reforzado tres postas en la comuna: El Tambo, Peralillo y Diaguitas, con contratación de más paramédicos. En cuanto a la alimentación especial para las personas de la tercera edad, comenta que “en relación a los productos alimentarios relacionados con la leche, el PNAC (Programa Nacional de Alimentación Complementaria) y el PACAM (Programa de Alimentación Complementaria del Adulto Mayor), estos se están entregando en su domicilio, y a contar de la próxima semana estamos planificando salir a lugares de difícil acceso de la comuna para ir a entregar el PACAM, es decir las sopas doradas para los adultos mayores y las leches de los niños también”.

Cristian Pinto agrega que se realiza atención de adultos mayores en las postas, pero siempre bajo las normas de protocolo Covid-19, “resguardando que no se contagien, los estamos citando cada dos horas, y cuando lo necesitan, los vamos a ver a la casa también y se está viendo a los pacientes postrados en sus respectivas localidades, va el equipo completo, va la enfermera, va un médico, y los kinesiólogos también”. 

Lamentablemente hay sectores de la población que no han valorado lo suficiente al personal de salud, y a diario se ven mensajes discriminatorios a raíz del miedo que produce la transmisión del virus, a pesar de todo lo negativo que se ha producido por actitudes repudiables de algunas personas, en Vicuña ya se comienzan a visualizar testimonios de personas agradecidas con la atención brindada y la alimentación que se proporciona del sistema de salud público. Es el caso de Berta Arqueros, una diaguitana próxima a cumplir los 91 años que desde que llegó a vivir al pueblo luego de jubilada junto a su marido quien falleció hace una par de años, ha recibido atención personalizada desde la posta del pueblo y eso es lo que ella hoy destaca, luego de superar un principio de neumonía que tuvo hace unas semanas, considerando que en una gripe que hubo en el país, sufrió una enfermedad grave al pulmón que la dejó delicada. “El paramédico vino inmediatamente me vio, se preocupó, me trajo las cámaras, me trajo todo, y venía dos veces a verme, por 4 o 5 días vino dos veces al día, hasta que logramos que saliera de esto, porque la gracia es que no estaba infectada, estaba obstruida, pero no infectada, desde que llegue acá ha sido muy buena la atención por eso estoy agradecida de la posta”.

Desde el hospital San Juan de Dios de Vicuña, la médico en etapa de destinación y formación Sol Sepúlveda, explica cómo ha sido el trabajo con este grupo etario de la población. “Respecto a los adultos mayores frente a la contingencia porCOVId-19, lo que nosotros hemos hecho ha sido suspender las atenciones presenciales, puesto que estas aumentan los riesgos de contagios, en el box y la sala de espera. Sin embargo, la mayoría de nuestros programas cardiovasculares y sala era, los usuarios son en gran mayoría adultos mayores, los cuales pueden tener de hipertensión, diabetes, dislipidemia, hipotiroidismo, tener asma, fibrosis pulmonar, entre otros; además son usuarios insulino dependientes, de inhaladores y lo que hemos hecho es extender la receta en base a la última emitida. De esta forma ellos pueden tener una continuidad de sus medicamentos, como los orales, las jeringas y aerocámaras. Por otra parte, tenemos un catastro de qué adultos mayores en el mes de marzo no se acercaron a retirar su alimentación complementaria, acá en el hospital también tenemos esa prestación de alimentación complementaria, correspondiente a sopa y leche. Este mes fueron al menos 38 adultos mayores que no se acercaron a retirar su alimento, a ellos se les irá a entregar la alimentación a las casas”.

Es muy importante que los adultos mayores, sobre todo aquellos que viven solos,  sigan pasos claros para poder superar esta crisis sanitaria, los consejos los da Nicole Collao, técnico en enfermería de “Nuestra Casa”, espacio de día que espera ser en cuanto pase la pandemia, un lugar de encuentro para las personas de la tercera edad de la comuna. “Muchos de nuestros adultos mayores de la comuna se encuentran solos, muchos de los que han ido a visitar también van solos, por también cuidado de sus propias familias. Recordar también que si yo como persona, necesito algo salir y hacer todo en un día, tomando las medidas necesarias para salir a la calle, no tratar de conversar tanto con las personas, estar un poco alejado de otros, evitar caminar en las mismas veredas si es posible. Al llegar a casa, es importante hacer el protocolo, que yo llamo “el área sucia”, de limpieza al ingreso. Muchas veces los adultos mayores si tienen esa red de apoyo para estas medidas, si no los tiene es recomendable que esta persona que les hace las compras le deje las cosas en la puerta y el adulto mayor las debe limpiar y ahí recién, ingresa a su hogar”.

La pandemia por el coronavirus nos llama a toda la comunidad a mejorar nuestras costumbres, y sobre todo a tener empatía con nuestros adultos mayores y si alguno necesita, estar atentos para brindarle el apoyo que necesiten.