En esta actividad participó personal del programa 4 a 7 del servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género; la oficina de Interculturalidad del municipio de Vicuña, y Carabineros de la Quinta Comisaría.

El pasado 17 de junio se llevó a cabo una charla tendiente a generar un vínculo entre las instituciones que en la comuna trabajan el tema de violencia de género. En esta ocasión, específicamente se trató  el caso de las mujeres extranjeras o migrantes, cita que ocurrió en las dependencias del colegio Joaquín Vicuña Larraín.

Así lo explica Jacylin Bujes, encargada de la oficina de Interculturalidad de la municipalidad de Vicuña, un trabajo que se ha venido realizando a través de una mesa de género con diversas organizaciones con las oficinas municipales, con un protocolo local claramente establecido, “en este caso la importancia y el foco de intervención eran las mujeres extranjeras, pudimos invitar 10 de ellas por un tema de aforo, sin embargo es un primer acercamiento para comenzar a establecer los protocolos que existen y con los que contamos como las leyes también, para que las mujeres extranjeras se sientan empoderadas para poder denunciar sus situaciones de violencia y no sentirse menospreciadas o discriminadas o con temor, porque eso es lo principal que atañe a las mujeres extranjeras, el temor por sus trámites migratorios”.

 Ana Karen Rojas coordinadora del programa 4 a 7 del servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género se refirió a las temáticas tratadas. “Comentamos sobre las nuevas leyes y protección hacia las mujeres. Fue una jornada muy enriquecedora, nos sirvió bastante para entregarles una información muy necesaria a nuestras beneficiarias. Se agradece la participación de los funcionarios de Carabineros, de Jacylin Bujes, quienes fueron un gran aporte para esta charla”.

Lucelia Acosta es venezolana, vive hace 3 años en Chile, entregó su testimonio frente a este grupo de mujeres e instó a denunciar,  “yo expuse mi caso porque sufrí violencia de género, expliqué lo vivido, e invito a toda aquella mujer, a toda aquella dama que está pasando por violencia intrafamiliar, que no permita, que no calle, que denuncie. En el caso de que fuese migrante no les de miedo,  bajo cualquier condición en la que nos encontremos en este país, estemos regulares o irregulares en este país, tenemos muchas maneras de tratar en lo que se pueda, de dejar, y no permitir más abusos”.

Lucha Oscco Taype es peruana y vive en Vicuña hace 10 años, para ella la información recibida fue valiosa, “es importante esta charla para informarnos que no estamos solas y debemos denunciar a nuestros agresores a las instituciones como los Carabineros sin importar nuestra situación migratoria, debemos de velar por la seguridad de nosotras y de nuestros hijos. También tenemos a nuestra disposición la oficina de la interculturalidad de la municipalidad de Vicuña, donde podemos consultar nuestro estado migratorio, me gustó mucho esta charla,  y así espero que sea un inicio de muchas charlas, necesitamos como mujeres vencer el miedo y romper el silencio como dice la invitación”.

Lucelia Acosta explica muy certeramente que una mujer que se siente aprisionada por su situación de violencia intrafamiliar acuda a pedir ayuda, “hay maneras, el programa 4 a 7 área Mujer y Trabajo, la oficina de Interculturalidad de la municipalidad de Vicuña, Carabineros de Chile, nos dan su mano y nos hacen saber que podemos contar con ellos, con sus instancias. Todas las mujeres tenemos derechos a vivir una vida libre de violencia, a recibir procedimientos judiciales y que se nos haga caso cuando vamos con una denuncia a solicitar medidas de protección, a conocer nuestros derechos y tener informaciones de nuestras causas y a ser oídas, a ser reconocidas”. 

Era necesario generar este dialogo directo señala Jacylin Bujes, con protocolos locales bien específicos que hagan sentido a las comunidades “Desde ahí nace esta necesidad y esta visibilización  del temor y el miedo que tienen las mujeres extranjeras de denunciar, por eso la mayoría de las veces no existen denuncias realizadas por las mujeres de las distintas comunidades de residentes acá en la comuna, entonces en ese sentido era necesario generar un dialogo directo de información fidedigna que pudiera generar confianza a las mujeres para que lleven estos procesos que son tan difíciles en sí mismos, pero que siempre para una mujer extranjera son tres veces más difíciles al verse más vulneradas por no tener redes efectivas”.

Una charla orientada a entregar información relevante, que inste a las mujeres que son víctimas de violencia de género, a denunciar y conocer más acerca de sus derechos.