Desde sus inicios la primera escuela en participar fue Dagoberto Campos Núñez de El Molle, le siguió Neftalí Reyes de El Tambo y colegio Joaquín Vicuña Larraín.

La escuela Juan Rendic de Nueva Talcuna, y posiblemente la escuela Ríos de Elqui de Rivadavia, se incorporarán este año escolar 2018 al proyecto gratuito “Comunidades de Aprendizaje”, que implica que tanto los estudiantes como los profesores y funcionarios, aprenden en conjunto como comunidad. Actualmente se aplica en 27 establecimientos educacionales a lo largo del país y es auspiciado por Instituto Natura de Brasil.

A nivel regional son 13 las escuelas que pertenecen a este sistema educativo  y en la comuna de Vicuña la escuela pionera en aplicarlo en la comuna fue Dagoberto Campos Núñez de El Molle, le siguió  el colegio Joaquín Vicuña Larraín y la escuela Neftalí Reyes de El Tambo. Este año 2018 se está incorporando la escuela Juan Rendic de Nueva Talcuna y posiblemente la escuela Ríos de Elqui de Rivadavia. Respecto a la metodología que utiliza este proyecto, el coordinador regional de esta iniciativa, José Miguel Valenzuela,  señala que “el proyecto en general es una matriz con la cual se trabaja para generar mayor participación en las escuelas y se instala lo que se llaman las acciones educativas de éxito que son 7 dispositivos, 7 estrategias de trabajo para mejorar los aprendizajes de los estudiantes”.

El proyecto lleva dos años de aplicación en Chile como explica su coordinador regional. “Natura ha decidido apostar en poder generar impacto en la educación en toda América Latina, hoy día trabaja en 7 países. En  Chile hace dos años que estamos participando y en esta comuna se está participando también dos años, siendo prácticamente pioneros en el tema”.

Esta iniciativa tiene 3 grandes objetivos como  señaló José Miguel Valenzuela: “mejorar los aprendizajes de los estudiantes porque hay que generar igualdad en las condiciones y en las posibilidades que los alumnos se desarrollen; mejorar la convivencia al interior de las escuelas que tiene que ver esencialmente con mejorar las estrategias de comunicación que puede haber al interior de las escuelas y mejorar la participación  de los padres, pero no desde el punto de vista de la participación educativa, sino en lo pedagógico, que los padres mejoren su participación respecto a los aprendizajes de los estudiantes y de las labores educativas y pedagógicas que se desarrollan al interior de las escuelas”.

Desde el momento que las escuelas deciden participar están 4 años con una asesoría, lo que implica que durante ese periodo de tiempo hay un equipo profesional que hace de soporte para que la escuela vaya implementando estas estrategias, y vaya generando un compromiso real de las familias con los aprendizajes de los estudiantes.