El día martes 22 de febrero se le entregará un reconocimiento, en el marco del aniversario 201 de la comuna elquina.

La profesora de castellano María Sonia Estay Barraza, cuenta con una vasta carrera en la docencia, quien ha dejado un gran legado y enseñanzas en varias generaciones de estudiantes a lo largo del país, en especial en la comuna de Vicuña.

Su labor en el área docente y sus aportes a la comuna, le han otorgado un importante reconocimiento: ser la hija ilustre de Vicuña. Siendo quizá una de las pocas o la única mujer en los últimos 20 años, en obtener tan importante mención.

En este sentido, María Sonia Estay Barraza, si bien aún está en proceso de asimilar la noticia, agradece a quienes lo hicieron posible y a su vez que todas las mujeres se sientan homenajeadas con este gran reconocimiento “no he tenido mucho tiempo para pensar bien esto que me han regalado, uno tiene que pensar, acercarme a esto, qué es y qué significa, aun lo tengo encarnado en mí, pero sí un gran agradecimiento, no soy quien para representar a nadie, pero lo siento íntimamente, quisiera de alguna manera que todas las mujeres de Vicuña, dueñas de casa, madres, profesionales se sientan también homenajeadas a través de mí.”

A su vez, destaca la importancia de la labor docente y el legado que se les puede entregar a las y los estudiantes, quien repasa parte de su carrera y personas que fueron esenciales en su labor  “creo que lo más importante en nuestra vida profesional es el modesto testimonio que uno puede dejar, en el caso mío en mis alumnos o en mis colegas. Lo más importante son los jóvenes, los niños, entenderlos, comprenderlos, ponerse en la situación de ellos. Yo fui muy feliz en mi carrera profesional, 45 años hice clases y agradecida de todos, de los directores de los liceos donde trabajé, sobre todo aquí en Vicuña y mis colegas profesores”.

María Sonia Estay, comenta que la docencia no estaba en sus planes, pero que fue la figura de Gabriela Mistral que la motivó a emprender este camino y su vinculación con el mundo de las letras y también la educación, ya que Gabriela ha sido muy importante en su vida, quien tuvo una estrecha relación con su familia, en especial su madre Isolina Barraza. “Sin darme cuenta, yo no iba a estudiar pedagogía y seguramente lo tenía en mi ADN y esa vocación que yo creo que ella me regaló, yo nunca impuse nada sobre Gabriela, eso se fue dando, además nosotros  vivimos en el paraíso terrenal que es Vicuña, entonces los árboles, el cielo, la gente sobre todo, eso fue haciendo que todos los profesores de acá sean gente buena, entonces los postulados de Gabriela son humanistas” además agrega que “una persona que tiene sus valores encarnados, no necesitan leer a grandes pensadores, sino que transfigurar lo que la naturaleza y el medio donde ha vivido, se hace carne, lo transmite y lo representa y un tiene que hacer testimonio de lo que es”, puntualizó.

Finalmente, María Sonia agradece a todas las personas que le acompañaron desde el primer momento y entrega un importante mensaje a la comunidad “quiero agradecer a todas las personas que de alguna manera han contribuido a mi formación tanto espiritual como profesional y poder de alguna manera representar a todas mis mujeres, tenemos que respetarnos a nosotras primero, no permitir que se nos falte el respeto, creo que estamos en un momento histórico de nuestro mundo en que se ha reconocido a la mujer. Lo que uno pueda mínimamente dejar en otra persona, eso es lo más importante. No tenemos porqué humillarnos ante la soberbia de algunos, pero sí humillarnos ante la gente humilde, eso sí, respetarlos”.

Cabe mencionar que el día martes 22 de febrero se realizará el acto aniversario de Vicuña, para conmemorar los 201 de la comuna, ocasión en la que se reconocerá a distintas personas que han contribuido a la comuna, entre ellos, la profesora María Sonia Estay Barraza.