El presidente de los alcaldes, Rafael Vera, espera que se agilice estas iniciativas para apoyar la reactivación y señala que “ojalá no se haya gastado toda la plata del GORE en comprar terrenos”.

La tasa de desempleo más alta del país es la que presenta la región de Coquimbo, 16.1% en las grandes ciudades. Para los alcaldes de comunas rurales esta cifra sobrepasa el 20% pues señalan que sus habitantes, que trabajan en las comunas aledañas, han sido despedidos y la agricultura sigue sufriendo por la escasez hídrica.

En su asamblea se reunieron con el presidente regional de la Cámara Chilena de la Construcción, Sergio Quilodrán para conocer el plan de retorno a la construcción que impulsan. Lo que permitirá retomar o comenzar obras tanto públicas como privadas que permitan el desarrollo del rubro de la construcción, principal esperanza para la reactivación, entendiendo que turismo no podrá desarrollarse de manera óptima.

Además expusieron a la presidenta del senado, Adriana Muñoz, las necesidades que existen en los municipios a raíz de los gastos por el Covid19, los menores recursos propios y los enviados por el gobierno central para las comunas.

La parlamentaria se comprometió a apoyar en gestiones que permitan agilizar los recursos comprometidos por el ejecutivo para que los municipios puedan sustentar los mayores gastos.

 Proempleo y proyectos de inversión

Con una inversión cercana a los mil millones de pesos aprobados por el consejo regional, fueron anunciados que en el primer semestre del año y durante seis meses 795 personas podrían acceder a un programa de empleo por media jornada. Terminando el mes de septiembre el programa Proempleo aún no se ejecuta.

Para el presidente de los municipios de la región de Coquimbo, Rafael Vera, las altas tasas de desempleo hacen urgente que se agilice la implementación  del programa, “hay mucha gente que está desempleada y que necesita del proempleo, en abril nos dijeron que llegarían en mayo, estamos en septiembre y todavía esperamos. Ojalá puedan llegar en octubre para que sea un alivio para al menos 800 familias que lo están pasando muy mal”.

Además, el alcalde de Vicuña cuestionó que las transferencias comprometidas para financiar proyectos de infraestructura por parte del Gobierno Regional, aún no han sido liberadas, “a los alcaldes nos han prometido ciertos proyectos los cuales hasta la fecha no se han concretado. No quiero creer que las grandes compras de terrenos que hemos sabido se han llevado todos los recursos de la región, lo cual sería lamentable, pues esos recursos se necesitan para la reactivación y para cumplir con los proyectos de la comuna”.

El llamado que realizan los alcaldes es a las autoridades que asuman en el gobierno regional a poner prioridad a los Proempleos y las transferencias para ejecutar proyectos pues esas medidas permitirán bajar la alta cesantía en la zona.