Los talleres han logrado cobertura en los pueblos de El Molle, Nueva Talcuna, Marquesa, Calingasta, El Arenal, La Campana, Rivadavia y diversas poblaciones de Vicuña.

Entre hilos y palillos se celebró el pasado fin de semana la popular “Plaza de Colores”, la instancia reunió a diversas mujeres y agrupaciones sociales, dedicadas a la producción de material textil y de ornamentación. Los productos fueron expuestos en la plaza de la comuna de Vicuña, donde los turistas y ciudadanos elquinos pudieron comprar productos y compartir experiencias sobre textilería.

Los talleres dirigidos a las mujeres ya suman 19 este 2019, son gestionados desde la municipalidad de Vicuña en conjunto con la agrupación de mujeres “Suyai”, quienes desde hace unos años llevan realizando la Plaza de Colores, una muestra que reúne a monitoras y beneficiarias de los diversos talleres para mujeres realizados en la comuna, los más populares y más solicitados son los de textilería, sin embargo existen otros talleres como de alfabetización digital y creación de jabones artesanales.

Los talleres son instancias de distensión y participación comunitaria, que los espacios para la realización sean comunitarios es imprescindible, es por ello que la articulación de estos se logra a través de las juntas de vecinos de los pueblos beneficiados. Eva Aguirre Labarca, encargada de la oficina de la mujer detalló en que consiste el desarrollo de estos talleres, “este año llevamos 19 talleres los cuales se están ejecutando en diferentes cosas, ahora vamos a implementar un taller de alfabetización digital, este tuvo una participación importante de mujeres que necesitaban esta herramienta, tenemos talleres de parchado en tela, bordado en diversas aplicaciones, carteras de jeans igual, decoraciones varias, siempre apuntando al reciclaje de material. La verdad es que estas son instancias que nos llenan el corazón, porque se ve el color en la plaza, donde la gente puede ver realmente lo que se hace y que no se quede sólo para cada persona, sino también puede emprender y generar un ingreso económico para sus hogares y así suplir de manera satisfactoria sus necesidades básicas”.

Cecilia Galleguillos fundadora de la agrupación de mujeres “Suyai”, detalla el trabajo en conjunto que han realizado con el municipio, enfatizando en el carácter recreativo de los talleres, Cecilia la fundadora comentó “Suyai firma un convenio con la municipalidad donde nos comprometemos a trabajar como monitoras gratuitamente, para entregar la posibilidad a las mujeres de la comuna de aprender ciertas técnicas y formas de trabajo y que eso las lleve en algún minuto a tener un emprendimiento, que tenga retribución económicamente y además como personas y seres humanos, que se valoran y que se quieran, la autoestima crece en forma tremenda al ver las capacidades que tiene”.

 A la actividad realizada en la plaza Gabriela Mistral de Vicuña, asistió entre las monitoras del proyecto, la concejala Nelly Lazo y el alcalde de la comuna elquina, Rafael Vera Castillo, quién comentó la importancia de dicha muestra, “la verdad que cuando yo participé los talleres, siempre decían, “no esto yo no lo puedo hacer, es muy difícil, que no tengo capacidad motriz” y cuando estábamos después certificando veíamos los hermosos y tremendos trabajos que estaba haciendo cada una de ellas, la calidad de sus trabajos que hoy día están expresando. La gente hoy puede comprar trabajos si lo desea, difundir el trabajo que ellas están haciendo, si una empresa necesita para su hotel o algo igual es posible, se abren muchas oportunidades, no podemos dar certeza de que todos los productos de vendan, ero lo que sí podemos asegurar es que nosotros hemos generado las condiciones, hemos abierto la plaza para que se llene de colores y la magia de diversas mujeres que participaron de estos talleres, 19 en este año y faltan 3 por certificarse todavía y lo que demuestra que la comuna en si está por el camino adecuado”. 

Los resultados de los talleres no solo concluyen en capacitar a productoras, sino también a generar un trabajo de conciencia de una producción limpia y sustentable, frente a ello Verónica Toro Portilla, beneficiaria de los talleres recalcó la importancia de realizar textilería reciclada, “mi trabajo consiste en reciclar el jean de la prenda que sea, con eso hacer bordado, por ejemplo, hacer carteras, bolsos, mochilas, pero la idea es reciclar y usar las telas que están en buen estado todavía. No mucho el estampado, pero si más el bordado, ahí hay que ver, de repente un ose guía por lo que uno ver por internet y echa a volar un poco la imaginación. Sabe que primera vez que participo, la encuentro muy bonita y entretenida e invito a todas las mujeres que, si hacen manualidades, expongan su trabajo, ya que es bonito darse a conocer y salir de la cada, aquí uno conoce a las mujeres que están en lo mismo, me gusta y me siento bien”.

La actividad revitalizó la plaza de Vicuña, compartiendo espacio simultáneamente con otra actividad de carácter social-comunitario, como lo fue “Mil agujas por la dignidad”, quienes a través de un gran producto textil lograron plasmar demandas sociales en un tejido colaborativo. Ambas instancias colaboran con el desarrollo social de la mujer y la ciudadanía, empoderándose de la creatividad que esta posee y resignificando la cultura del bordado.