El programa ProEmpleo llegó a la Región en el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet como una herramienta que permitía aplacar en parte la crítica situación que vivían las familias más vulnerables a causa justamente de la escasez hídrica.

La escasez hídrica que afecta a la Región de Coquimbo, así como la reposición del programa ProEmpleo, fueron parte de los temas tratados durante una reunión que se realizó con los Consejeros Regionales y en la que participaron representantes de las 15 comunas de la Región de Coquimbo.

El consejero por la provincia del Choapa Cristian Rondanelli, vicepresidente de la comisión de Fomento Productivo y representante de la mesa rural regional campesina, manifestó la relevancia de tomar medidas concretas para paliar la falta de agua en la Región, “hoy día la agricultura familiar campesina, los ganaderos mayores y menores, los apicultores, la pequeña minería hoy se ven tremendamente afectados por la sequía  (…) lo principal es ver de qué forma vamos a decretar una zona de catástrofe, a pedir mayores recursos al Gobierno central para poder enfrentar de mejor forma la situación crítica que vive hoy la Región de Coquimbo”.

Andrés Mundaca,administrador municipal de Vicuña manifestó que los 24 millones asignados por el Gobierno a la comuna de Vicuña son insuficientes para solucionar los problemas de la comuna en estas materias, aunque valoró este encuentro que permitió plantear las principales problemáticas, “le hicimos presente al Consejo Regional la necesidad que tenemos de que se puedan inyectar recursos frescos, no solo a la comuna de Vicuña, sino a todos los municipios rurales que se están viendo afectados con la crisis hídrica que estamos viviendo en este invierno (…) ha sido muy productivo además replantear la necesidad de que se pueda reponer el programa proempleo”.

Por su parte, el alcalde de Combarbalá Pedro Castillo reafirmó estas necesidades señalando,  “nuestras comunas se están viendo seriamente afectadas por  la escasez hídrica, el término del programa Proempleo. El déficit de lluvia está afectando gravemente sobre todo a los vecinos y las personas que habitan en el sector secano de nuestra región, tenemos pozos agotados, praderas agotadas, mortalidad de animales, mujeres que son el sostén de la familia que no pueden obtener recursos por las dificultades que tenemos con el  acceso al empleo y por eso que es tan relevante que el Consejo Regional nos haya recibido”.

El programa ProEmpleo llegó a la Región en el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet como una herramienta que permitía aplacar en parte la crítica situación que vivían las familias más vulnerables a causa justamente de la escasez hídrica. Estos recursos provenían directamente desde el nivel central y se mantuvo hasta diciembre de 2018, periodo en que fue administrado por cada municipio, con personas contratadas en las 15 comunas de la Región de Coquimbo.