Este espacio de registro, no tiene la facultad de devolver a los conductores, como si se podía hacer con el control sanitario.

Un punto de inspección municipal es que al menos durante esta semana, y las posteriores será evaluado, funcionará en el ingreso a la comuna de Vicuña, y que se ubica en la ruta 41CH sector El Arrayán/La Calera, y que tiene como objetivo llevar un registro de la cantidad de vehículos que entran a la comuna, y en caso de que los conductores lo permitiesen, sanitizar su automóvil.

Recordar que desde el 21 de marzo estuvo presente en dicho sector el control sanitario compuesto por funcionarios municipales, a los pocos días de instalados, el Ejército respaldó esta labor, y fue, en el caso de la región, el mismo general Pablo Onetto quien se refirió a la resolución que fue establecida a petición de los alcaldes, la que permitía una fiscalización preventiva, lo que lógicamente entregaba una sensación de seguridad mayor a las y los habitantes.

Luego, cuando comenzó la cuarentena en la conurbación La Serena Coquimbo el miércoles 29 de julio a las 22:00 horas, dicho control sanitario se transformó en un cordón sanitario a cargo del Ejército, con presencia de Carabineros, y con apoyo de funcionarios municipales de Vicuña. Barrera que dejó de funcionar este 28 de septiembre cuando se terminó la cuarentena para dichas comunas.

Frente a ello el alcalde de Vicuña explica que aunque este punto de inspección no tendrá las facultades que si tuvo el control sanitario, es una medida para al menos identificar cuántas personas ingresan a la comuna, cuyos habitantes aún siguen temerosos frente a los posibles contagios. “Lamentablemente el Gobierno nos ha quitado todas las facultades para poder devolver vehículos, existía una resolución, la número 10 que nos permitía esta situación, hoy día no es así y lo único que estamos realizando solos, sin Carabineros, sin el Ejército, es fiscalizar aleatoriamente a los vehículos que van ingresando y comprobar si la documentación del vehículo es adecuada, pero no podemos impedir el ingreso”.

El alcalde Rafael Vera reiteró que quisiese tener mayores facultades para esta inspección, lo que en la actualidad no se puede por órdenes gubernamentales, “no es lo que nos gusta, entendemos que no cumplimos el rol que deseamos, pero tenemos todos los impedimentos legales para hacer más de lo que estamos haciendo”.

Si bien las comunas de La Serena y Coquimbo salieron de cuarentena el pasado lunes 28 de septiembre, al estar en fase 2 del plan paso a paso, deben retornar a cuarentena los fines de semana y festivos, por lo que el cordón sanitario volverá a funcionar en esos días, en los que el Ejército se hace cargo, y vuelve a  contar con el apoyo de funcionarios municipales.