Dos de las tres personas que conforman el grupo dirigencial fueron reelegidas en sus cargos.

Hasta el municipio de Vicuña llegaron los dirigentes que representan a las profesionales que se desarrollan en el ámbito parvulario de la comuna de Vicuña para hablar con el alcalde tras una nueva elección que definió por tercera vez a Andrea Adaos como presidenta de la asociación.

Hace solo unas semanas un gran número de mujeres pertenecientes a los distintos jardines de la comuna, salieron a marchar por las calles céntricas de Vicuña bajo la consigna de que se elimine el proyecto de sala cuna universal, el cual fue rechazado por la cámara del Senado hace pocos días.

En este contexto y para mantener el trabajo colaborativo que se ha llevado a cabo hasta el momento, es que las dirigentes se reunieron con el alcalde Rafael Vera según explicó su presidenta Andrea Araos. “Por tercera vez fui reelegida y estamos con harto trabajo por la contingencia nacional, pero si abiertas al dialogo dentro de nuestra comuna, estamos en contra del proyecto de sala cuna universal que viene a desmejorar el servicio que estamos entregando a nuestros niños y niñas de la comuna ya que viene con exigencias para el apoderado que ahora no existen”.

El alcalde Rafael Vera, quien durante años se ha reunido con las dirigentes, destacó que el trabajo que se ha llevado hasta el día de hoy se seguirá reforzando dada de la importancia de su labor para las familias elquinas. “Hoy también hemos tocado temas que ellas hablarán primero con sus asociadas para darlos a conocer porque entendemos que ellas están vinculadas a lo más hermoso que tenemos como seres humanos que son nuestros hijos, que son nuestros niños y todos los estudios colocan en valor su labor, por ende, creemos que hay que hacer todos los esfuerzos posibles”

De esta forma se refuerza el trabajo en conjunto entre la casa edilicia y las educadoras de párvulos que día a día junto con enseñar a los más pequeños, permiten el desarrollo económico de cientos de familias que ven en estos lugares un lugar seguro para sus niños durante las jornadas laboral de los padres.