La propuesta deportiva es resultado de una postulación exitosa, realizada por la oficina municipal al Servicio Nacional de la Discapacidad.

Deporte y calidad de vida, ambos conceptos van aparejados, pero no siempre están disponibles para todos los ciudadanos. Las personas con discapacidad, cualquiera sea esta, suelen tener complicaciones en el acceso a espacios deportivos. En la actualidad la oficina de discapacidad del municipio de Vicuña, inicia sus clases de Judo, GoallBall y Bocha, generando un nuevo espacio recreativo para dicha población, clase que se realizarán en la Casa del Deporte.

El Servicio Nacional de la Discapacidad, SENADIS, pone a disposición las bases del Fondo Nacional de Proyectos Inclusivos (FONAPI). El objetivo de este fondo es financiar iniciativas que contribuyan a la inclusión social de personas con discapacidad, las organizaciones interesadas proponen iniciativas dentro las siguientes áreas; Ayudas Técnicas y Tecnologías de apoyo; Cultura; Deporte; Inclusión Laboral; Comunicación Inclusiva desde una Perspectiva de Derechos y Emergencias y Desastres Naturales.

Para el caso de este proyecto esta unidad del municipio de Vicuña, postuló en el área deportiva, específicamente con tres disciplinas, Judo, GoalBall y Bocha. Los implementos de Judo ya llegaron a la comuna y ya están dispuestos para el inicio de clases, este próximo sábado, así como todos los sábados durante 6 meses aproximadamente.

Sobre la preparación de la primera clase de Judo, Patricia Ortiz, coordinadora de la oficina de la discapacidad, destacó la importancia del desarrollo de este FONAPI, “si aquí estamos instalando conceptos que no teníamos, antes habíamos hecho GoalBall, ahora incorporamos Judo y Bocha. Este proyecto que nos adjudicamos en el SENADIS, nos ha permitido obtener recurso para implementar los talleres, preparar esta sala comprar los diversos insumos. El proyecto nos ha permitido implementar también nuestros arcos de GoalBall, todo con fondos de SENADIS, nosotros trabajamos con la colaboración de la oficina del deporte, es un trabajo colaborativo”.

Las clases de estas disciplinas, no solo serán guiadas por la coordinadora de la oficina, también contarán con el apoyo de los profesionales de la oficina de deporte, especialmente de Diego Ramos y Axel Diaz. Sobre el inicio de las clases, Diego Ramos, destacó como un desafío esta nueva colaboración, la cual permitirá crear nuevas competencias deportivas en la comunidad que vive con discapacidad, “es super bueno todo esto, con mis compañeros podremos intervenir alas personas, trabajando en conjunto con el desarrollo psicomotor. Vamos a tratar de educar, tenemos diversos métodos de entrenamiento para trabajar con ellos”.

El proyecto se ejecutará en un tiempo de 6 meses, contarán con prácticas de cada una de las disciplinas, la mayoría de ellas se entrenarán en la Casa del Deporte. Finalizando el periodo del proyecto, se realizará una muestra deportiva a la comunidad, así mismo, se preparará un seminario con todo lo aprendido en los talleres.