En la ocasión las municipalidades realizarán un proceso con preguntas nacionales, regionales y locales.

El domingo 15 de diciembre se realizará la consulta ciudadana que realizará la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM), organismo que reúne a 330 de los 345 municipios del país. Esto, luego de que el se lograra el acuerdo para una nueva Constitución, hecho por el cual los alcaldes decidieron correr la consulta programada originalmente para el 7 de este mes.

Así, la AChM anunció nuevas medidas para este proceso. Además de tener un foco en la agenda social del Gobierno y considerar las principales demandas ciudadanas a raíz de la crisis que enfrenta el país, contará con lugares especialmente establecidos para que jóvenes mayores de 14 años -no incluidos en los padrones del Servicio Electoral (Servel)- puedan votar en la consulta.

Así lo explicó el alcalde de Vicuña, Rafael Vera Castillo, presidente de la Asociación de Municipios de la Región de Coquimbo, quien junto con motivar a la comunidad en hacerse parte de este proceso, detalló que habrán consultas nacionales ligadas a la agenda social, además de una pregunta regional ligada al agua y dos comunales. “Lo importante de todo este movimiento es que la gente quiere que se le escuche, ésta será una instancia de canalizar sus ideas, de poder hacer llegar a al ejecutivo y el legislativo cuales son nuestras prioridades”, explicó.

La primera autoridad comunal indicó además que se está haciendo un llamado a la vecinos de Vicuña para que se hagan parte del proceso como voluntarios para aquel día y ser vocal de mesa, para lo cual se deben inscribir en la oficina de partes de la municipalidad de Vicuña. “Este proceso lo debemos realizar todos, por lo mismo hacemos el llamado a los elquinos para que se hagan parte como vocales aquel día y así convertir esta consulta ciudadana en todo un éxito, como creemos que va a ser”, dijo.

Este consulta si bien no es vinculante, se realiza con el fin de conocer cuáles son las necesidades más urgentes para impulsar una agenda corta, reunir las demandas ciudadanas y enviar las respuestas al Ejecutivo y al Congreso Nacional de manera paralela al proceso de redacción de una nueva Constitución para el país.