La estrategia fue evaluada por el equipo directivo del hospital, el cual decidió priorizar labores generales de covid19, pero continuando con prestaciones médicas para casos particulares.  

El avance del covid19 es complejo, la saturación de los equipos médicos en todas las áreas es evidente, frente a ello es que el hospital San Juan de Dios de Vicuña ha estado diseñando planes y estrategias para responder a la ciudadanía. En las próximas semanas se lanzará un “Plan de Retorno de Prestaciones”, iniciativa que restaurará el funcionamiento de ciertos policlínicos, especialmente los que ayudan a usuarios con comorbilidades de medianas a graves, algunos programas clínicos para usuarios con problemas cardiovasculares y el programa de salud mental.

Arturo Guerra, subdirector médico del hospital San Juan de Dios de Vicuña, detalló los motivos por los cuales se decide implementar este plan, el cual refuerza la importancia de la contingencia por ccovid19, pero sin dejar de lado las atenciones en los casos más graves, “nosotros a partir de hace dos semanas atrás, cuando empezó el aumento de casos y su gravedad, tomamos la decisión de avocarnos a los pacientes covid, en urgencias y todos los sectores médicos, especialmente con las labores de seguimiento. Estamos visitando a la ciudadanía con covid19, bajo eso mismo tuvimos que suspender una gran cantidad de policlínicos, que son las atenciones de espontáneas, la atención cardiovascular, programa de salud mental y otro más, todas estas prestaciones se tuvieron que suspender. Desde la próxima semana iniciaremos con un plan de retorno, primeramente, con las consultas de comorbilidad medianamente grave, luego de las comorbilidades retomaremos con los programas”.

El médico Arturo guerra detalló qué prestaciones se han estado realizando en este tiempo y cuáles se pretenden reanudar, “nosotros hemos tratado de focalizar lo mejor posible, hay prestaciones que se siguen dando, los otros profesionales de la salud siguen funcionando con normalidad. Por ejemplo, los controles prenatales no se pueden suspender, el control de la diada, que es para la madre y el hijo en los 10 días posteriores al parto, los controles de niño sano, evaluaciones de psicomotor, todo eso continúa. Lo que hemos tendido a suspender, son los pacientes con enfermedades crónicas y sabemos que ellos necesitan las prestaciones, por eso este plan de retorno, esperamos a próxima semana reanudar la atención de policlínicos”.

Se espera que, dentro de las próximas semanas, el Hospital San Juan de Vicuña informe a través de sus redes sociales y canales de comunicación las prestaciones que se reanudarán; reinicio de funciones que están siempre condicionadas por la contingencia del covdi19 y la saturación del personal médico.