Esto debido al pintado de la pileta de la plaza de El Tambo, proyecto que no ha sido entregado oficialmente por el Gobierno Regional.

Sin duda la plaza de El Tambo se ha convertido en un ícono turístico en el último tiempo debido a su remodelación que se hizo a través de un proyecto postulado por la municipalidad de Vicuña y financiado por el Gobierno Regional de Coquimbo por un monto de 512 millones de pesos.

Producto de la pandemia este hermoso lugar no ha podido ser inaugurado ni entregado oficialmente por el GORE, pero si fue abierto a la comunidad en noviembre del 2020, para que pudiera ser aprovechado, espacio que incluye además una estatua a escala de Gabriela Mistral, por lo que está protegido por el Consejo Nacional de Monumentos Nacionales.

Hace algunos días  la pileta de esta plaza fue pintada por un grupo de vecinos, sin autorización de la municipalidad, ni mucho menos del Gobierno Regional, ni tampoco con alguna consulta a la comunidad local, por lo que claramente el tema provocó una controversia.

En este sentido el alcalde de Vicuña, Rafael Vera Castillo, indicó que quizás la acción fue llevada a cabo con buena intención, pero que lo lamenta, porque representa unprofundo desconocimiento de cómo funciona la administración pública. “Pintar un Pileta sin consultar a la comunidad, y sin seguir los procesos administrativos es no respetar el patrimonio, recordemos que esta plaza ni siquiera ha sido entregada a la comunidad por las autoridades regionales. Frente a esto fue la Dirección de Obras a constatar el hecho, para poder realizar un informe para la municipalidad y también para el Gobierno Regional, nos parece un hecho insólito”, indicó la primera autoridad comunal.

El jefe edilicio dijo además que es importante cuidar nuestro patrimonio histórico, lo cual debe ser reflejado en acciones y no solo en discursos. “Primero solidarizar con los vecinos de El Tambo, así también hacer el llamado a la comunidad de tener un respeto a la historia, un respeto a la identidad, y cuando se quiera hacer algo en un bien de uso público, se de consultar primero a la comunidad y también a las autoridades competentes”.

Es importante resaltar que este espacio destaca la identidad de la localidad más antigua de la zona, pues en El Tambo se fundó en 1554 la primera parroquia del Valle del Elqui. Así también es uno de los lugares más tradicionales del Valle del Elqui, en donde el el 26 de septiembre de 1954 Gabriela Mistral pasó a tomar mate junto a sus habitantes. Este hecho marcó uno de los episodios más recordados por la cultura popular vicuñense, por lo mismo la estatua que se ubicó en el lugar de nuestra premio Nobel.