La reunión con municipios es el hito inicial para este trabajo que se
desarrollará entre 2022 y 2025 en las comunas de La Higuera, Andacollo,
Vicuña y Río Hurtado, con el fin de disminuir la brecha de desigualdad entre
el campo y las ciudades.

Mientras la Gobernadora Regional, Krist Naranjo, y los alcaldes de Monte Patria,
Punitaqui, Canela y Combarbalá buscan extender el período del programa de
zonas rezagadas para el territorio Limarí – Choapa, se dio inicio al trabajo para
proyectar las vías de apoyo para el nuevo territorio, que considera a las comunas
de La Higuera, Andacollo, Río Hurtado y Vicuña.

Un trabajo de gran relevancia para la autoridad regional, quien señaló que “este
es uno de los programas que más debemos reforzar y es muy importante
partir con estas comunas que no han tenido antes este programa. Hoy
estuvimos viendo temas de interés que confluyen en estas comunas, como
son el turismo, algunos emprendimientos, caminos y electrificación rural,
iniciativas en las que se puede trabajar a través de estos programas sin las
limitaciones que tienen otros proyectos que requieren de una rentabilidad
social mayor”.

El objetivo es articular un despliegue territorial en cada localidad y comuna,
además de la coordinación entre todos los actores involucrados en esta nueva
zona rezagada, para lo que se instalarán mesas territoriales a partir del mes de
noviembre con el fin de definir los principales focos de trabajo.

La alcaldesa de Río Hurtado definió esta reunión como un gran paso para su
comuna y las otras que conforman esta nueva zona rezagada, señalando que
“tenemos muchos temas transversales que resolver, como es la
infraestructura crítica, además de temas de nivel productivo y social dentro
de las comunas. Nosotros en Río Hurtado vamos a empezar por las
condiciones sanitarias, así que estamos con los equipos disponibles para
empezar el trabajo de consultas ciudadanas”.

Un trabajo en el que las comunas de Río Hurtado, Vicuña y Andacollo buscarán
además optimizar y potenciar la Ruta Antakari. Sobre esto, la alcaldesa dijo que
“manifestamos la importancia que tendría para nosotros pavimentar esta
ruta, dejarla completamente pavimentada, ya que es un paso de conectividad
tanto productivo como social y turístico”.

Por su parte, el alcalde de Vicuña, Rafael Vera agregó que “estar en las zonas
rezagadas significa proyectos y desarrollo para nuestros vecinos. Los temas
transversales tienen que ver con el desarrollo y mejoramiento eléctrico, la
conectividad entre Andacollo y Río Hurtado, que la tenemos con Paihuano, y
para lo que la Ruta Antakari es fundamental, por lo que, un proyecto que nos
ayude a avanzar en esa línea sería notable”.

El edil enfatizó además en la necesidad de apoyar proyectos relacionados a la
productividad en zonas rezagadas, con el fin de que puedan superar estas
dificultades y desarrollarse a futuro de mejor manera sin dejar de lado sus
vocaciones productivas y su cultura.

Desde Andacollo, el alcalde Gerald Cerda, destacó el carácter participativo del
trabajo realizado a través de este programa, puntualizando que “en este caso
visibilizamos los sectores rurales, que son muchos y aquí, la primera fase
consiste en ver las necesidades de los representantes de diversos gremios
de la ruralidad. En esta mesa, además, se trabaja la línea de las necesidades
básicas humanas, donde debemos resguardar el sentimiento de identidad
del campesinado del sector rural, pero además, necesitamos trabajar en la
educación para los jóvenes que salen de cuatro medio, los temas de salud y
vivienda, además de todo lo relacionado con la vialidad y conectividad”.

Esta reunión con los municipios es un primer paso para la construcción del nuevo
plan, instancia que dará paso a la participación ciudadana, de carácter público-
privada, un levantamiento de diagnóstico y posterior definición del foco del plan.

Con esto, se establecerán las mesas temáticas, que debido a la pandemia se
trabajará por comuna para luego sistematizar los resultados y definir como
territorio, a partir de esto, se constituirán las mesas temáticas con presencia de
servicios públicos y privados y, con ellos, se construirá una cartera de iniciativas
de programas y proyectos, que luego pasarán por aprobación del CORE y
SUBDERE.