En la ocasión les fueron entregados regalos gestionados por el Cesfam Calingasta-San Isidro,  y también cajas de alimentos por parte del municipio de Vicuña.

Con una colorida caravana navideña, los funcionarios de la salud municipal de Vicuña, visitaron a las personas en situación de postrados del sector rural, entregándoles un bello momento previo a la nochebuena.

En la ocasión les fueron entregados regalos gestionados por el Cesfam Calingasta-San Isidro,  y también cajas de alimentos por parte del municipio de Vicuña.

La vecina Bernarda Carrasco, cuidadora de su madre, consideró muy importante este gesto navideño, agradeciendo su implementación, “sea como se sea los abuelitos están hoy en día un poco desvalidos respecto a las ayudas que puedan recibir, me parece una buena iniciativa del Cesfam (…) a mi madre vienen a visitarla a la casa porque ella es una abuelita que está en silla de ruedas”.

 La directora del Cesfam, Leonor Ortega destacó este momento de distención, “quisimos llevar un saludo y un rato de alegría a nuestros pacientes postrados que se atienden en el Cesfam, que nuestros funcionarios vienen a verlos a sus casas. Un momento de alegría, de llevar el espíritu navideño con el que nosotros también actuamos en el Cesfam y durante todo el año, un esfuerzo de todos nuestros funcionarios con nuestros adultos mayores”.

El alcalde de la comuna de Vicuña Rafael Vera destacó la importancia de estos gestos navideños tan necesarios por estos días, “nos sentimos muy orgullosos de los funcionarios municipales de la salud porque sentimos que están llegando con apoyo a las personas que realmente lo necesitan. Las personas que están en situación de postrados la verdad es que no solamente lo están pasando mal ellos, sino que sus familias, uno se empobrece día a día cuando tiene un enfermo postrado en su casa, deja de trabajar, tiene que gastar en medicamentos, tiene que abandonar un poquito su vida, para entregar su vida en favor de otra persona. Los funcionarios de la salud municipal hicieron un esfuerzo, compraron ellos con sus propios recursos, regalos, y nosotros desde nuestras posibilidades entregamos algunos vibres que nunca están de más”.