La intervención del recinto terminó con un sumario interno por parte del servicio de salud, un parte por impago de patente comercial desde la municipalidad y constatación de infracciones graves al código sanitario por venta de medicamentos.

Una fiscalización se llevó a cabo en la localidad de El Molle, el motivo, el funcionamiento ilegal de un recinto de cuidado y tratamiento medicinal. A las instalaciones se dirigió personal de Carabineros, además de los equipos de la municipalidad de Vicuña y la Seremi de Salud de la Región de Coquimbo.

En el hecho se constató la existencia de este centro de medicina, donde se suministraban medicamentos a los pacientes, el cual funcionaba desde al menos un mes.

A la instancia, asistió Alejandro Silva, Encargado del Departamento de Fiscalización de la municipalidad de Vicuña, constatando el estado irregular de la instalación en lo que respecta a patentes municipales.

“Carabineros tomo contacto con la seremi de salud de coquimbo y dispusieron de un equipo de ellos para fiscalizar, justamente el día de ayer a las 10 de la mañana, con equipo del seremi de salud, medio ambiente, con carabineros fuimos a hacer esta fiscalización. El encargado se dio el ingreso y se trata de diversas materias. Sabemos perfectamente que la seremi de salud inició un sumario administrativo contra el sostenedor o los directores del centro de rehabilitación ya que evadieron muchos protocolos. Con respecto a nosotros como municipio en materia de ley de renta, ellos infringieron el art. 23 o 24 que trata respecto a tener una patente comercial”.

Para fiscalizaciones de este tipo es necesario contar con presencia de personal de Carabineros, quienes tiene el deber de indagar la existencia de algún delito, los representantes del recinto fueron detenidos por el personal de carabineros, por infringir el código sanitario y suministrar, sin certificación, medicamentos y medicina alternativa.

Desde la comuna elquina, Andrés Mundaca, Administrador Municipal destaca la importancia de asistir a centros autorizados por los servicios de salud, entregando algunas recomendaciones para cuando decidan elegir distintas alternativas de salud.

 “Tenemos una deuda en ese sentido, como estado y como municipios, pero efectivamente hacemos un llamado para que ellos prefieran la atención de sus enfermedades en los locales dispuestos, ya sea el CESFAM de Calingasta, el de las distintas postas de la comuna y el hospital  depende de la salud es un organismo autorizado por el servicio de salud, con profesionales idóneos  y todo el resguardo sanitario pertinente, para que no vaya a salir más caro el hecho de acudir a estos centros ilegales y no hay ni un control de la autoridad sanitaria, ni tampoco ninguna responsabilidad de quienes los llevan adelante y hacemos un llamado a la comunidad tengan autocuidado, a que puedan asistir a los centros que están autorizados por el servicio de salud”.

 Finalmente, los dueños del emprendimiento fueron citados para el día 25 de noviembre al juzgado de garantía legal, entre los motivos de la citación se encuentra la venta de psicotrópicos de manera ilícita, sin certificación del servicio de salud y no concordante con lo estipulado en el artículo 98 del código sanitario chileno actual.