Dicho taller  había iniciado en el mes de septiembre  y era impartido por la profesora de música, Consuelo Vargas, fue así que el grupo Jallalla se conformó por integrantes de las distintas agrupaciones pertenecientes a la unión comunal  de la discapacidad y voluntarios de la comuna.

Desde el mes de septiembre se había estado impartiendo un taller de musicoterapia en la comuna de Vicuña, enfocado enpersonas pertenecientes a las distintas agrupaciones de la unión comunal de la discapacidad.

La Iniciativa fue liderada por la Dirección de Desarrollo Comunitario (DIDECO) del municipio de Vicuña y dirigida principalmente a los usuarios de la Oficina de la Discapacidad.

Dicho taller fue impartido por la profesora de música, Consuelo Vargas, quien describe su experiencia durante este periodo “fue un aprendizaje constante, para mí y para todas las personas que asistieron, yo siempre digo que todo lo que hago en los talleres o las personas que conozco, voy aprendiendo siempre de ellos. Fue un episodio súper  lindo, un espacio para poder desenvolverse artísticamente y también sacar todos los pensamientos de todo lo que nos está perturbando durante la semana, entonces llegábamos acá y nos liberábamos.

Luego de 4 meses, se da cierre a este taller de musicoterapia,a cargo de la presentación del grupo Jallalla, el que está conformado por integrantes de las distintas agrupaciones de la unión comunal de la discapacidad y voluntarios que asistieron al taller.

Este grupo decidió denominarse Jallalla”, porque era la palabra que utilizaban al iniciar y finalizar las clases, la quesirve para atraer los buenos deseos y que estos se cumplan.

Soledad Flores y Betty Jorquera, son miembros de Jallalla, quienes aprendieron a tocar la guitarra y el pandero gracias a este taller, comentaron además lo enriquecedor de este periodo “fue una maravillosa experiencia poder compartir cada momento de la clase y especialmente agradecer a Guillermina, porque tuvo el tremendo valor de salir desde su casa ir a buscarme y traerme. Ha sido una linda experiencia y aprendí a tocar el pandero, algo que es simple pero que me dio mucha alegría”.

El músico Matías Cantillanes, quien participó como voluntario de este taller, valoró el gran aprendizaje, poder haber compartido con distintas personas y acercarse además a la pedagogía “ha sido un gran aprendizaje, una manera de acercarme un poco más a la pedagogía y también desarrollar esa armonía que se caracteriza con la gente que tiene esta forma de vivir y de relacionarse con el mundo. Darse cuenta d como se valora el intercambio de la música, la sabiduría que tiene, el contenido de cada letra y poder enriquecer de esa manera, desde la cultura, en el momento en que nos estamos relacionando”.

Por su parte, la concejala Caroll Alcayaga, quien asistió al cierre de este taller, apreció bastante la jornada e instó a que pudieran seguir replicándose este tipo de iniciativas “la música como dicen por ahí es el alimento del alma, ver  todas estas personas que participaron de este taller, aprendieron una forma muy distinta de transformar todos sus sentimientos , emociones a través de la música, también es una lucha por la naturaleza y el medio ambiente, ojala que esto siga, que permanezca, que nuestro alcalde siga incentivando que estos talleres se sigan realizando en la comuna y en un futuro próximo, formar un taller mucho más grande”.

Finalmente, el alcalde de la comuna, Rafael Vera Castillo, describe con gran satisfacción esta iniciativa, además valoró el trabajo de todos quienes conformaron este grupo para desarrollar musicoterapia “el resultado es maravilloso, verlos tocar, la alegría que tienen, de la forma en que lo hacen, parece que hubiesen estado mucho años de su vida tocando, porque lo hacen muy bien. Nos llena desatisfacción, vimos algunos voluntarios y les agradecemos porque quisieron incorporarse a este taller para colaborar. Creo que fue una buena decisión del municipio, hacer este tipo de talleres, la Oficina de la Discapacidad una vez más entregando herramientas a través de las decisiones que tomamos al interior del municipio y creo que para las personas que participaron es tremendamente potente demostrarse que ellos son capaces de tocar un instrumento y hacerlo de la forma que lo están haciendo”.