La iniciativa se presentó en la comuna elquina con la finalidad de
concientizar sobre los pictogramas y señaléticas, iniciativa que se podría
implementar en la comuna de La Serena.

Un emotivo espacio tuvo lugar en plaza Gabriela Mistral este pasado sábado 30
de octubre, la agrupación TEA Mundo Azul de Vicuña fue anfitriona en la “Ruta de
la Neurodiversidad”. Esta iniciativa itinerante que recorre la región de Coquimbo,
llegó hasta el centro de la ciudad de Vicuña, su objetivo, dar a conocer las
necesidades, oportunidades y realidades de las personas que viven y conviven
con alguna condición del espectro autista.

La iniciativa se instaló con un stand, de característico color azul, esto en la
esquina Prat con Chacabuco, allí una decena de voluntarias, principalmente
madres, realizaron una jornada de volanteo ciudadano, informando sobre las
diversas condiciones del espectro autista, así mismo, entregando orientaciones a
quienes tiene dudas al respecto. Además de esto, se realizó una colecta de firmas
de compromiso, para respaldar la iniciativa de incorporar señaléticas exclusivas en
los cruces de calles, distintivas para ayudar al entendimiento de las personas con
alguna condición del espectro.

Darlyn Collao, secretaria de la agrupación Mundo Azul TEA Valle de Elqui,
comentó la recepción que ha tenido la ciudadanía a elquina frente a esta iniciativa,
la cual busca socializar las demandas y necesidades de las familias vinculadas al
espectro autista, “estamos contentos ver que las personas de la comuna está
interesadas en saber sobre el tema, apoyar a quienes trabajamos por las
personas Tea, ver en qué consiste esto. Ha llegado mucha gente con
curiosidad, mucha gente tiene familiares en el espectro, ahí hemos estado
nosotros brindando nuestro apoyo. Nosotros como Mundo Azul, estamos
próximos a iniciar nuestro centro día para atenciones, así tener terapias aquí
en la ciudad y n obtener que descastarse en el viaje a La Serena”.

Paulina Aguirre, habitante de la comuna de LA Serena, y parte de organizaciones
en apoyo a la condición del espectro, destacó la recepción de la gente frente a
esta nueva intervención de la “Ruta de la Neurodiversidad”, “yo soy de La
Serena, venimos aquí a apoyar a nuestras madres que conviven con la
condición, tenemos varias necesidades en nuestros hijos, por eso nos
llamamos la “Ruta de la Neurodiversidad” y andamos en varias ciudades,
concientizando e informando. Estamos comentando a la gente sobre las
leyes que buscan protegernos, estamos organizándonos. La mayoría de las
personas se interesan por el tema del autismo. Ahora, estamos buscando
respaldo ciudadano para instalar pictogramas, que son señalética, para
ayudar a los pequeños que viven en el espectro, señaléticas que ayudarán
también a otros pequeños y adultos mayores”.

La ruta de la Neurodiversidad continuará realizando instancias informativas a la
comunidad, todo con la finalidad de visibilizar una realidad existente y que, hasta
ahora, no ha sido garantizada en los diversos proyectos legislativos en materias
de salud.