Instancia que se desarrolló gracias a la gestión de la oficina de la mujer, perteneciente a la Dirección de Desarrollo Comunitario (DIDECO) de la municipalidad de Vicuña.

En el Teatro Municipal de Vicuña se desarrolló un taller de programación neurolingüística y meditación sonora destinada a funcionarias municipales, instancia en la que se desarrollaron técnicas y herramientas de aprendizaje, a través de la programación neurolingüística. Posteriormente se llevó a cabo una meditación con cuencos tibetanos y de cuarzo.

La encargada de realizar esta charla fue Lourdes Castillo, máster coach en programación neurolingüística de estructura profunda, orientadora familiar y diplomada en hipnosis. La profesional explicó en qué consistió esta actividad, sus beneficios y la importancia de su aplicación en los municipios “son técnicas y herramientas que con ejercicios específicos, puedes sacar fobias, crisis de pánico, dolores fuertes, en las mujeres sobre todo, si hay violación o ha habido abuso o maltrato. Es como un reseteo y aprender a enfrentarte contigo misma (…) luego viene un trabajo con los cuencos tibetanos y de cuarzo que emiten sonidos y vibraciones tan específicas que llegan al corazón, entonces se está invirtiendo en capital humano (…) dentro de esto, es la única municipalidad en todo Chile que ha decidido empezar a trabajar con sus funcionarios en técnicas como la programación neurolingüística  y eso creo que es tremendamente valorable”.

La Directora de Desarrollo Comunitario, Claudia Ahumada, enfatiza la importancia de articular este tipo de actividades, además de seguir replicando esta iniciativa “yo creo que es un ejercicio sumamente positivo para las funcionarias de la municipalidad, que como mujeres tenemos una gran carga, no solo laboral, sino que también una gran responsabilidad en su ámbito privado, por lo tanto, creo que es una iniciativa que esperamos replicar con muchas personas y funcionarios de otros departamentos. También ya lo hemos hecho con la comunidad, con muy buenos resultados, las mujeres han quedado muy agradecidas”.

Desde la Oficina de la Mujer, gestora de la jornada, su encargada Dreea Valdivia, señaló como se articuló la idea, destacando además proyecciones para abrir la iniciativa hacia la comunidad “principalmente nace de la idea del procedimiento que vivimos nosotras como mujeres o más bien el contexto, no sea solamente algo material, sino que la innovación sea dar mejorías en distintos ámbitos no solo material, sino que sea algo emocional, de conexión y reparación. Y bajo esta premisa que la oficina de la mujer quiso implementar talleres que pudieran ayudar en este aspecto (…) desde allí quisimos hacer estos talleres, que van a ser 10 que se implementarán en otros departamentos y en otras localidades”.

Entre las funcionarias municipales que participaron de esta jornada, se encuentra Camila Vargas, quién nos relató su experiencia y el beneficio de esta actividad “fue una actividad súper buena de relajación y es súper bueno que nos den este espacio, una para desconectarnos de la pega, que es súper bueno y te dan tips también para hacer la pega más amena, más liviana, para  tener más compañerismo, en general muy bueno (…) me parece súper bien que esté enfocada en mujeres, se valora arto, así que ojalá y espero que hayan muchas más instancias como estas en el futuro”.

 Esta actividad no solo esperar beneficiar a las funcionarias municipales, sino que también a habitantes de la comuna y sus alrededores. Al respecto Claudia Ahumada señaló “con el éxito que tuvimos en esta experiencia inicial que se desarrolló durante el mes de noviembre, patrocinado por SENDA, pretendemos hacerlo con otros organismos y seguir trabajando con la comunidad, principalmente con las mujeres de las localidades y también con otros departamentos municipales. Es una experiencia que esperamos sea sanadora, para muchas de nosotras aprender algunas técnicas que nos ayuden tanto en al ámbito laboral como en el familiar, así es que estamos muy agradecidas”.

Desde la organización, Dreea Valdivia, destacó la gran convocatoria y manifestó su satisfacción al finalizar la actividad “las funcionarias municipales generalmente trabajamos bajo una presión súper alta, donde se trabaja todo el día, desde la emergencia, entonces de repente parar es súper difícil, ya sea por un hábito o porque la pega se lo exige y en este sentido tuvimos alta convocatoria (…) a mi como funcionaria me enriquece arto, porque el ver a mis colegas, que se puedan tomar un momento para hablar de su emocionalidad o para sentarse a hablar sobre la emocionalidad es muy gratificante”.

Se espera que desde el municipio y las organizaciones correspondientes sigan abriéndose nuevos espacios para estas jornadas, en ayuda, tanto de los funcionarios, como de los habitantes de la comuna.