La primera vez que se realizó la competencia fue en la Avenida Las Delicias, lo que se trasladó posteriormente al skatepark del sector poniente de la ciudad.    

En el skatepark de la población Aguas de Elqui se vivirá este sábado 13 y domingo 14 de julio, la 4ta versión del campeonato de BMX organizado por riders locales junto al municipio de Vicuña a través de sus oficinas de la Juventud y SENDA, el cual espera convocar a cerca de un centenar de competidores como lo ha hecho en las jornadas anteriores.

Ante ello Gian Orellana, uno de los organizadores del evento extendió la invitación a ser parte del encuentro. “La invitación es principalmente para los niños para incentivarlos a que se motiven a andar en bicicleta, porque para eso está este lugar, para que lo ocupen y ahora que tenemos este skate park podemos sacarle más provecho, hacer más campeonatos y conocer más gente y hacer que los riders locales se hagan conocidos por los mismos competidores que vienen de afuera y así poder competir en otros lugares”.

Palabras que se sumaron a las de Rodrigo Escobar, encargado de Senda en Vicuña. “Invitamos a todas las personas ya sean de Vicuña o alrededores para que puedan participar de este campeonato el 13 y 14 de julio en el spot del skate park, donde habrán grandes deportistas que vienen de diferentes lugares del país; lo que se vivirá con mucha adrenalina y diversos trucos”.

A su vez Millaray Benavides, encargada de la Oficina Municipal de la Juventud destacó el evento como uno de los imperdibles de este fin de semana. “Me parece genial creo que hay que aprovechar el espacio que tenemos y que mejor que gente que venga desde otros lugares pueda conocer y valore que en Vicuña existan espacios como este para realizar deportes como el BMX”.

El skatepark es un espacio con una superficie de 843 m2 aproximadamente, donde se incluye un bowl, escaleras, barandas y muros para deslizar, con iluminación que permite ocupar el recinto en la noche, espacio que se concretó gracias a la presencia del programa Quiero Mi Barrio que favoreció a las poblaciones Aguas de Elqui y Río Turbio durante alrededor de tres años, donde se concretaron diversas obras que los propios vecinos priorizaron.