Ambas ceremonias destacaron por presentaciones artísticas y musicales, otorgando reconocimiento a los licenciados y los destacados en diversas categorías.

“Llegó la hora de decir adiós”, esta tradicional sonata se ha convertido en el broche de oro en cada licenciatura y no es menor, el término del ciclo escolar básico contempla una serie de emociones en la comunidad educativa y especialmente en los estudiantes. El pasado viernes estudiantes de las escuelas Lucila Godoy Alcayaga y Joaquín Vicuña Larraín de la ciudad de Vicuña emprendieron su vuelo a la enseñanza media, los jóvenes licenciados recibieron una serie de condecoraciones por su desarrollo como estudiantes y compañeros.

A las ceremonias participaron distintas autoridades, los concejales Yerman Rojas; Francisco Aguirre; Marta Castillo; Miriam Rojas; Cristian Pinto y Nelly Lazo, quien también asistió fue el alcalde de la comuna Rafael Vera Castillo, el edil comentó la experiencia de ambas ceremonias,  “Habitualmente todos los días tenemos dos o tres licenciaturas, hoy no fue diferente, tanto en la escuela Lucila Godoy Alcayaga como en la escuela Joaquín Vicuña Larraín, tuvieron unas licenciaturas hermosas y aquí, yo reo que siempre los más orgulloso son los padres de ver a sus hijos, ver el rendimiento y ellos se emocionan cuando ellos se licencian, aquellos apoderados que creía que el colegio no era tan importante, terminan abrazados, llorando y demostrando el cariño y el afecto que se ha generado con los años. Para mi como alcalde, que he estado en varias licenciaturas nunca deja de ser emocionante pues es un momento especial, donde se ve el presente y el futuro de la comuna”.

En la escuela Lucila Godoy, la ceremonia estuvo marcada por presentaciones artísticas y especialmente las musicales, algunos de los licenciados participaban en la banda y orquesta de la escuela, deleitando al público con diversas presentaciones. El director de la escuela Lucila Godoy Alcayaga, Carlos Valdivia Santander respecto a la cita señaló “Una ceremonia plagada de e mociones, una ceremonia que guarda un estilo y una normativa de antaño, que refleja lo que es la escuela con su sello mistraliana potente y la convergencia de las distintas áreas del desarrollo del estudiante, con un desarrollo integral. La escuela apuesta a una diversidad de talleres, no solo en materias como lenguaje y matemáticas, sino que también en robótica, gastronomía, patrimonio cultural, desarrollo de habilidades diversas, se enfoca en una multiplicidad de áreas en que lose estudiantes pueden desempeñar sus habilidades”.

En el caso de la escuela Joaquín Vicuña Larraín, la jornada fue marcada por una serie de premiaciones interesantes, por ejemplo a los destacados por asignatura, por colaboración en proyectos de convivencia escolar, por participación en la biblioteca de la escuela, etc.; Marta Ruz directora colegio Joaquín vicuña Larraín agregó la significancia de la ceremonia, “Nuestro premio principal es el espíritu “joaquiniano” que se caracteriza a un alumno integral, que refleje los valores y principios de nuestra comunidad, este año el premio recayó en nuestra alumna Lyan. Además, tuvimos premios en otras categorías, los mejores de cada asignatura, las tres primeras licencias, así que estamos muy felices porque ha sido una tarde maravillosa y feliz, acompañada por todos los apoderados, familiares de nuestros alumnos y nuestras autoridades encabezadas por nuestro alcalde, así que el colegio Joaquín Vicuña Larraín se siente muy honrado de recibirlos y especialmente a la familia joaquiniana.”

Entre las premiaciones de la escuela Joaquín Vicuña Larraín, se encuentra la alumna Lyan Phillips, ella obtuvo reconocimientos en diversas categorías y además consiguió la primera licencia, Lyan comenta su experiencia, “Excelente, porque el esfuerzo que di a lo largo de todos estos años, al fin recae en mi como una premiación y me hace sentir orgullosa de aquello, estoy en este colegio desde pre-kinder, casi 10 años, a mis compañeros, aunque seamos desordenados y que siempre nos portemos mal, siempre hubo esa unión entre todos y sé que van a llegar muy lejos”.

Los estudiantes egresados de ambas escuelas se preparan para su próximo desafío, la enseñanza media, en ellos perdurará el recuerdo de su ciclo básico y la labor realizada por toda la comunidad educativa para su formación.