La ceremonia de desarrolló en las dependencias del establecimiento, contó
con todas las medidas sanitarias y/o trazabilidad correspondiente.

Termina un ciclo y comienza otro, este es el matiz que se vive en las licenciaturas,
independiente en las condiciones que se desarrolle. Este pasado viernes 17,
jóvenes de 8vo año básico de la escuela Ríos de Elqui dejaron su establecimiento,
entregando un último adiós a toda la comunidad educativa, de la cual fueron parte
durante 8 años.

Diversos reconocimientos se hicieron presentes en esta ceremonia, algunos
vinculados al mejor desempeño en cada una de las asignaturas, también se hizo
entrega de la primera licencia de la generación; de esta mismo forma, autoridades
locales participaron en la entrega de estos reconocimientos.

Raúl Rubio, joven destacado por el premio al esfuerzo, comentó su sentir por esta
importante ceremonia, “muy feliz, es otra etapa, quiero estudiar mecánica
automotriz. Por la pandemia ha sido complejo, pero lo logramos finalmente,
estos últimos meses compartimos mucho”.

Jeniffer Pinto, madre de Darlyn Marín Pinto, una de las estudiantes con mayor
cantidad de reconocimiento, la apoderada valoró la preparación de la ceremonia,
agradeciendo las voluntades de toda la comunidad educativa, “muchos
sentimientos y emociones, estamos felices de que lo hayan logrado, todos
estos jóvenes han podido pasar esta etapa. Agradecer al colegio por haberlo
reconocido, ellos hicieron un gran esfuerzo, estamos todos contentos.
Nosotros como 0padres, llevamos desde pre kínder trabajando juntos,
éramos pocos y fuimos sumando más”.

La profesora jefe del 8vo año básico, Melisa Collado, entregó emotivas palabras
en su discurso de cierre, comentando detalles significativas de lo que ha sido este
grupo de estudiantes, “es el hito más importante de la escuela, despide a sus
egresados, ellos son el fruto del trabajo en conjunto, este curso tiene una
particularidad muy grande, son educados y respetuosos, ellos representan
el perfil de la escuela. Este curso tiene mucha potencialidad, mantengo
grandes expectativas en cada uno de estos estudiantes”.

Por parte del cuerpo directivo, Enrique Sirvent, director del establecimiento, valoró
el compromiso de la comunidad educativa, no solo en lo académico, sino que
además en lo sanitario, “es una jornada bastante especial, es una generación
de 15 estudiantes que han sabido sortear un sinfín de obstáculos. Hoy ya se
puede decir con orgullo, que en todo este año no hemos tenido contagio de
covid19, esto demuestra el compromiso de la comunidad educativa, pro
priorizar la educación, ateniendo las medidas. A las y los estudiantes, que
pongan siempre sus esfuerzos en los objetivos que se plantea, que con
esfuerzo todo se puede conseguir”.

Para el edil Rafael Vera Castillo, este nueva licenciatura es parte de los procesos
y ciclos que deben vivir los estudiantes; junto con saludar a la comunidad
educativa de Rivadavia, se excusó por no poder participar de otras instancias,
“con mucha felicidad, esto es cumplir una meta, hoy podría ser una meta
menor si así se le ve, pero es genial poder detenerse en este momento, aquí
hay compromiso por la educación, ellos ya no son los niños pequeños, hoy
son adolescentes. No hemos podido ir a toda las licenciaturas que nos han
invitado, hemos hecho lo imposible con el concejo municipal para participar
de estas instancias”.

Licenciatura en la Escuela de Lenguaje Gabriela Mistral

Otro de los eventos realizados esta semana, vinculado a egresos y cambios de
ciclos, fue la licenciatura de la Escuela de Lenguaje Gabriela mistral, centro
educacional que hace algún tiempo, ha tomado el desafío de atender las
necesidades educativas especiales en la comuna de Vicuña.

Daniza Gribbel, directora del centro educación de necesidades educativas
especiales “Gabriela Mistral”, comentó parte de lo que fue la ceremonia de
licenciatura, do0nde se dio reconocimiento al cambio de ciclo a una decenas de
estudiantes de Kínder, “estamos celebrando la licenciatura de los kínder, con
este tema de la pandemia ha sido complejo. Hemos cumplido con todos los
protocolos del MISAL, hemos respetados los distanciamientos, hemos
dividido los cursos para hacer todo de forma correcta. Es lindo, poder ver a
las y los estudiantes, en este formato presencial, es especial con lo que se
vive hoy, su licenciatura”.

De esta forma, con diversos los establecimientos educacional que viven sus
procesos de licenciatura, dejando atrás la educación básica en el caso de
Rivadavia; y/o ingresando a esta misma, por parte de las niñas y niños de la
escuela de lenguaje “Gabriela Mistral”.