A cargo de dos monitoras las y los beneficiados han podido realizar variadas actividades entre ellas idas al microcine, a las piscinas y talleres de diversas temáticas. 

Desde el 07 de enero 40 niños y niñas de la comuna de Vicuña, están accediendo a la tradicional escuela de verano, espacio que en este 2020 tiene como sello funcionar solo con recursos municipales, extendiéndose hasta el 11 de febrero.

El alcalde de Vicuña Rafael Vera asistió a una reunión explicativa en el colegio Joaquín Vicuña, donde las dos monitoras a cargo del programa expusieron un video con los logros y actividades realizadas por los participantes, luego de recibir la información el jefe edilicio precisó que era muy relevante mantener esta instancia para madres y padres trabajadores, “lamentablemente en el mes de diciembre nos indican desde la Seremi de Desarrollo Social, que en esta oportunidad no va a  haber financiamiento para varias escuelas de verano en la región, incluida la de Vicuña, nos dolió mucho, nos molestamos mucho, y tomamos la determinación con recursos propios hacer esta escuela de verano ,a lo mejor con menos recursos que en otras escuelas del pasado, pero con las mismas ganas, con grandes profesionales y con el deseo de que padres y madres que traen a sus hijos acá, sientan la seguridad que se les va a entregar todo el afecto y cuidados a los niños que llegan acá”.

Eva Aguirre, encargada de la oficina de la mujer y de supervisar este programa, indica que “yo coordino algunas actividades con los diferentes entidades dentro de la comuna, ha sido bastante provechoso, ha venido Senda, Hepi Crianza, OPD, juventud con un taller de batucada, han ido al microcine, al parque Los Pimientos, han aprovechado cada intancia para poder generar un momento de entretención”.

Hayley Sanhueza está muy agradecida, pues su hija de 10 años asiste a este espacio de entretención y cuidado. “Es nuestra segunda experiencia y encuentro que es súper bueno y una ayuda muy importante para nosotros que trabajamos y no tenemos donde dejar a nuestros hijos”.

 Por su parte, Luis Pavón, quien llegó a vivir a Vicuña desde Venezuela agradece el cuidado y las atenciones que recibe su hija de 11 años. “Estoy completamente agradecido porque todo el día me lo paso trabajando y no tenemos la oportunidad de compartir, ella puede conocer nuevos niños, compañeros, y nos ha ayudado muchísimo y a mi esposa también, que trabaja todo el día, también agradecido con el alcalde, por el esfuerzo”.

Víctor Araya tiene 10 años y está feliz en la escuela de verano, ahí se divierte y comparte con sus pares, “mis amigos, lo que hacemos, y las tías muy buenas con nosotros, hemos jugado, hemos ido a ver películas al microcine y hemos ido a las piscinas”.

Se hizo el llamado a padres y madres a cumplir con la asistencia, puesto que siempre hay otros niños y niñas en listas de espera para poder acceder al beneficio.