Los jugadores de las categorías 2003 y 2006 levantaron el trofeo del mejor en este certamen de carácter internacional.

Como campeones en las categorías 2003 y 2006 volvieron los deportistas de la Escuela Municipal de Fútbol de Vicuña de la tradicional “Copa Ciudad de La Serena”, evento deportivo internacional que se desarrolla hace 35 años consecutivos bajo el alero de la Academia de Fútbol Santa Inés y el apoyo de la municipalidad de La Serena.

Además el equipo elquino tuvo al mejor arquero del campeonato, Pablo Corvalán en la categoría 2006; y el goleador del torneo Nicolás Rojas Rivera en la serie 2003. Todo lo conseguido dejó muy satisfechos a los miembros de la dirección técnica, encabezada por su coordinador, el profesor Washington Ramos. “Después de 30 años que tomamos esta escuela de fútbol y hemos tenido muchos frutos, ahora una vez más conseguimos un torneo de carácter internacional, esta vez fueron dos categorías y nos sentimos con una felicidad enorme”.

El equipo técnico lo conforman además Carlos Robles y Diego Méndez en la categoría 2006; además de Rodolfo Mura y Pablo Terán en la categoría 2003. Uno de los jugadores de la serie 2006 fue Marcos Flores, quien dijo sentirse muy feliz por lo logrado. “Nosotros íbamos con la mentalidad de salir campeón, conversábamos con los niños ese tema, nos mentalizamos y lo logramos, no costó mucho, pero volvimos con la copa”.

En las finales los jugadores de la categoría 2006 ganaron 2-1 a Tierras Blancas con goles de Miguel Trigo y Álvaro Orellana y los deportistas de la 2003 triunfaron por 1-0 a Unión Compañía con gol de Bastián Cortés.

El alcalde de Vicuña, Rafael Vera Castillo, destacó este logro y felicitó al cuerpo técnico y a todos sus jugadores. “Este tipo de cosas nos llena de orgullo, son muchas disciplinas que nos han tenido en el pódium, esta vez fue el turno del fútbol. Es impresionante lo que lograron nuestros jóvenes, ver a un niño con la cara llena de felicidad por conseguir sus logros, a nosotros también nos llena de orgullo”.

En total fueron 1.150 niños, niñas y jóvenes que se congregaron en las canchas, entre ellos participaron 5 clubes extranjeros (Brasil, Argentina y Perú), 8 nacionales provenientes de Copiapó y Santiago y 11 equipos locales de Vicuña, La Serena y Coquimbo.