Dictada por el Servicio Nacional de Migraciones, región de Coquimbo, en el marco de la ley 21.325 y su entrada en vigencia.

Con el objetivo de descentralizar y prestar apoyo a las distintas comunas y sectores, el Servicio Nacional de Migraciones a través de su dirección regional, realizó en la comuna de Vicuña, la primera capacitación de normativa y trámites migratorios.

Jornada que estuvo enfocada principalmente en temas de gestión migratoria, los procedimientos correspondientes y como se están desarrollando hasta la fecha. Lo anterior, en el contexto de la nueva ley 21.325 y su entrada en vigencia.

Ricardo Sprohnle Soza, director regional del Servicio Nacional de Migraciones y facilitador de la capacitación, describió las principales temáticas abordadas en la jornada, así como algunas modificaciones de la ley “hablamos de las categorías migratorias disponibles, las subcategorías y que tiene que ver con las ofertas de visa disponible en la página del Servicio Nacional, temas de relevancia para transmitirlos a funcionarios del municipio en Vicuña. El artículo 43, a mi juicio es un avance muy importante y tiene que ver con las personas que mantienen prorrogas de visa o residencia definitiva en trámite, le va a dar vigencia su cedula de identidad, aunque el documento esté vencido, mientras dure todo el proceso”.

La actividad estuvo orientada principalmente a funcionarios/as, instituciones y actores del intersector local. Iniciativa que se articuló en el marco del reconocimiento “Sello Migrante”,  obtenido por la municipalidad de Vicuña en febrero del presente año.

En este sentido, Claudia Vargas Muñoz, trabajadora social, encargada de la Oficina de Interculturalidad, Pueblos Originarios y Pueblos Migrantes del municipio, puntualizó “hay un compromiso por parte del municipio, por seguir gestionando, realizando acciones que mejoren la calidad de los migrantes en la comuna, hacer un trabajo colaborativo, descentralizado y mancomunado con el Servicio Nacional de Migraciones, región de Coquimbo y tenemos la oportunidad de capacitar a los funcionarios, que son quienes atienden día a día a un migrante”.

En la misma línea, el director regional, Ricardo Sprohnle, valoró el compromiso e interés del municipio “esto obedece al interés que demostrado el municipio, sobre todo en lograr el reconocimiento estatal, que nos lleva a vincularnos y realizar estas capacitaciones. Estamos muy contentos de haber hecho esto en conjunto y pensamos seguir trabajando, pues un municipio es el primer brazo articulador y que se relaciona con la comunidad”.

El trabajo colaborativo es esencial para poder operacionalizar y llevar la oferta pública hacia las personas migrantes de la comuna, así como también, entregar información oportuna y pertinente desde los distintos organismos, en materia de migración.

Tal como lo respalda Claudia Vargas, encargada de la Oficina de Interculturalidad “tenemos familias que han migrado o se han radicado en la comuna y aún están con sus papeles irregulares, tienen que ir acercándose  estos dispositivos públicos, donde puedan ser orientados en seguir el proceso como corresponde y sobre todo con la ley nueva”.