En el paño compuesto por bordados con los nombres de personas y familias fallecidas por Covid en todo el país, también aparece la familia Adaos Godoy de Vicuña y el músico regional Cristian Cuturrufo.      

“Puntadas para la eternidad”, fue el memorial  textil con el que el pasado sábado 02 de julio, la colectiva “Para remendar el dolor”, honró a los cientos de fallecidos por covid en el país. Se trata de una exposición itinerante que ha sido fabricada con la colaboración de personas de todo Chile, y que en Vicuña estuvo a cargo de la Asamblea Textil de Elqui en la plaza Gabriela Mistral.

La colectiva Para Remendar el dolor nace el 17 de julio de 2020, tras el fallecimiento de Emilio Daroch por covid, padre de Stefania Daroch Baltra. Tras esta experiencia, surge la necesidad de hacer algo por los fallecidos que no eran visibilizados y poder remendar el ritual quebrado.

Stefanía busca a Francisca Palma de  Frente textil para realizar el proyecto y convocatoria. Fue así como nace el llamado por redes sociales y medios de comunicación y de esta forma se convoca a personas que quisieran ser parte de la organización del proyecto. Tras este llamado, se les sumaron Paula Sierralta, Francisca Muñoz, Alicia Cebrian y Evelyn Álvarez, quienes enlazan sus sentires y comienzan a trabajar en el Memorial Textil Para remendar el dolor.

Desde ese momento se comienzan a buscar nombres de personas fallecidas, y personas y colectivas que quisieran bordarlos.

Fue así como en el valle de Elqui. Vicuña, la Asamblea Textil de Elqui se interesó por participar de esta convocatoria como explica Alejandra Rojas, integrante de esta agrupación, “cada pañito que compone, trae el nombre de alguna persona fallecida por el Covid dentro de todo el territorio de nuestro país, hay algunos nombres de acá de Vicuña, de la región, pero también hay de Arica, de la Araucanía, de Santiago, de todos los lugares”. Este memorial textil ayuda a las personas a expresar su dolor y que no son solo cifras, “en el fondo es como para hacer el duelo que no se pudo hacer, muchas familias que perdieron a sus seres queridos, no pudieron ir al funeral, fue un tiempo de mucho dolor, la muerte es un ritual muy importante para todos nosotros, para nuestra cultura, entonces el verse como tan quebrado ese rito, es algo muy fuerte, que te acompaña por mucho tiempo, entonces de esta manera homenajeamos a los que ya no están”, señala Alejandra.

Paula Sierralta, una de las gestoras de esta iniciativa comenta la importancia de este trabajo colectivo, “para nosotras es súper significativa esta itinerancia porque tiene que ver con sacar estas memorias a los territorios, a involucrar de otra forma a las bordadoras también que han sido fundamentales, porque ellas han sido las creadoras de este paño, entonces queremos que estas memorias, estos nombres salgan, sean vistos, reflexionados, por todas las personas que tengan acceso y que los puedan mirar. Yo creo que es como una gran animita textil que viaja y que sin duda uno reflexiona cuando está frente a tantos nombres, a tantas historias, ya no son números, son personas que vivían en ciertas localidades que tenían una edad, que le gustaban ciertas cosas , porque todos los paños algo tienen de esa persona”.

A la fecha la colectiva Para Remendar el Dolor cuenta con 406 paños bordados y 150 bordadoras. La primera actividad presencial se realizó el  1 de noviembre del 2020, a los pies del Cerro Huelén, en Santiago, un hito dentro del proyecto, pues convocó presencialmente a creadoras textiles y a algunas de las familiares de las y los fallecidos. En esta actividad se comenzaron a unir los primeros paños.

Otro de los hitos del proyecto fue la realización del encuentro “Arte Textil y memoria: una  expresión política contra el olvido”, convocado junto al Museo de Arte Popular Americano de  la U. de Chile en enero del 2021 y que reunió a diversos colectivos y artistas textiles para  reflexionar y compartir sobre sus quehaceres y apuestas creativas.

Además, formaron parte de la exposición virtual en la Sala Juan Egenau, del Departamento de Artes Visuales de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile., entre el 7 y el 27 de mayo del 2021.

También dos de los paños de 22 metros cuadrados forman parte de la convocatoria “Paréntesis. Relatos desde la Incertidumbre”, exposición itinerante de la Red de Centros Culturales de la Cooperación Española. Postularon más de 1000 propuestas y fueron seleccionadas 51 obras. A la fecha los paños se han exhibido en Montevideo, El Salvador y Santiago. Paños que seguirán itinerando por diversos países, hasta el 2023.

 El que se exhibió en la plaza de Vicuña fue el tercer paño de 7 metros cuadrados que se encuentra itinerando por Chile, siendo recibido en distintas localidades por bordadoras que forman parte del Memorial. Vicuña, La Serena, Concón, Linares, Osorno, Los Ángeles y Futaleufú.

Paulina Torrealba también parte de la Asamblea Textil del Elqui plantea lo que ha significado ser parte de este proyecto colectivo, “es una forma de sanarnos, de repararnos, sabemos cómo fue este contexto de crisis sociosanitaria, que muchas veces no pudimos despedirnos de nuestros familiares, o hacer algún ritual de despedida como acostumbramos, entonces estas formas de reparación a través del arte textil, a través del bordado, es lo que estamos compartiendo en este momento”.

Vicente López disfrutó del memorial mientras visitaba la plaza Gabriela Mistral. “llegué aquí sin saber que estaba, encontré algo muy emotivo, muy lindo, encuentro que es un gran homenaje para todas las familias que han perdido a sus seres queridos por esta pandemia y que haya gente que se preocupe y que haga esto, lo encuentro algo muy bueno”.

 Nelly Andrade, turista santiaguina, apreció el memorial, “me emocionó porque entre los nombres que aparecen está el de Oscar Castro, dramaturgo chileno que murió en Francia producto del Covid, fue maestro mío, yo hago teatro. Me dio mucha emoción ver el nombre de él y enterarme que toda la gente que está en este paño es gente que murió de covid”.

 Actualmente la colectiva Para Remendar el dolor sigue bordando y recibiendo nombres. Para quienes quieran sumarse a bordar, la única condición es el tamaño del paño: 15 cm por 30 cm o de 30 cm por 30 cm. Muchos nombres que se bordan son enviados por familiares y otros se toman de noticias, páginas de sindicatos, universidades, etc. Luego los nombres se reparten entre bordadoras y colectivos textiles de Chile.

En Instagram @pararemendareldolor.Facebook Para remedar el dolor Memorial textil.Youtube: memorial textil para remendar el dolor y en el Email: bordadospararemendar@gmail.com.