La jornada fue perfilada como un espacio de difusión de la investigación, todo para a futuro desarrollar una propuesta de “puesta de valor” para el cerro “Mamalluka”.

Patrimonio e identidad, aquellas fueron las interrogantes constantes de la exposición del antropólogo Marco Antonio Arenas, investigador que presentó el trabajo “El Apu Mamalluka, la marka del Inka en el Valle de Elki” a una treintena de asistentes, esto en la sala de micro cine de la Casa de la Cultura. La exposición fue organizada en conjunto por las corporaciones municipales de Turismo y Cultura, logrando un aforo presencial y una transmisión en redes sociales para presencia telemática.

El contexto de la investigación, realizada por el antropólogo local Marco Antonio Arenas, es el periodo de expansión del Inka en el Elqui; todo esto enmarcado en los vestigios que dejó este gran imperio en los diversos niveles del cerro Mamalluca o “Apu Mamalluka”.

La investigación, retrato los elementos patrimoniales característicos del imperio Inka,  clasificando su presencia en el territorio, haciendo diferencias técnicas  sobre los orígenes de los vestigios y entregando directrices para futuras investigaciones en el área de patrimonio e identidad local.

Camila Cornejo, ciudadana elquina, destacó la realización de la actividad, a la cual asistió de forma presencial. La joven profesional valoró la investigación, por su cercanía y pertinencia territorial, “es interesante para la comunidad, es un tema local, yo en algún momento lo investigué, por lo cual ceo que es súper valorable. Todo lo que se cuenta aquí es los desafíos por hacer, como dice el antropólogo, hay que disponer de recursos y aportar en estas investigaciones, conocer nuestra historia. Yo creo que estas instancias divulgativas son buenas, que baje el conocimiento y la ciudadanía se hagan parte de estas investigaciones”.

Roberto Leal, visitante de la comuna de Coquimbo, valoró la realización de esta investigación, agradeciendo el espacio de que gestó, para poder dar a conocer el conocimiento rescatado, “más que anda, vine para conocer de la cultura de este lugar, como la gente está comprometida con la información y el conocimiento. Yo creo que es fundamental, cuando la información queda en las cúpulas académicas no sirve de nada, es importante que la gente sepa de su historia y conozca estas investigaciones, me parece genial la iniciativa”.

El antropólogo Marcos Antonio Arenas, investigador de este proyecto, valoró la posibilidad de exponer su trabajo, en especial pode hacer con público presencial, sobre quienes dice, le entregaron una gran retroalimentación, “yo espero que la recepción haya sido positiva por la ciudadanía, vi emocionalidad entre los asistentes, se reconoció la belleza y la riqueza patrimonial, la cual está media olvidada. Ahora nos centramos en el tema del Apu Mamalluka, de las evidencias de los INCAS, hay un gran trabajo aquí de reconocimiento. Aquí hay mucho más, está la memoria oral, los aporte que hicieron los asistentes, también está la evidencia académica investigada, aquí hay material que hay que dotar de contexto, que esto nos nutra con la identidad local”.

El profesional destacó la necesidad de ampliar la responsabilidad de la investigación, hacerla más transdiciplinaria e involucrar a más actores, que podrían enriquecerla para otros proyectos futuros en la comuna, “el objetivo del diagnóstico y este ensayo de interpretación es para trabajar por una puesta en valor, algo no menos compleja, necesitamos involucrar a las comunidades vidas, los crianceros trashumantes, a las comunidades agrícolas, al sector del turismo y todos los actores que se involucran con estas actividades y espacios culturales. Valorando y conservando nuestra identidad, contribuir a reforzar dichas identidades, el trabajo ha sido bien a pulso y proyecta esta propuesta en valor, queremos realizar este trabajo con mayores apoyes; de todas formas, seguiremos trabajando esta temática”.

 Destacar, que la presentación de la investigación “El Apu Mamalluka, la marka del Inka en el valle de Elki”, se realizó bajo todas consideraciones sanitarias, así mismo respondiendo a las exigencias de aforo permitidas en el plan Paso a Paso fase 4.