balance1En la oportunidad también se destacó el trabajo realizado por la Municipalidad de Vicuña en combatir la malnutrición por exceso

A más de 7 meses de su entrada en vigencia, la Secretaría Regional Ministerial de Salud realizó un positivo balance de la implementación regional de la Ley de Composición Nutricional de los Alimentos y su Publicidad.

De acuerdo con la exposición el SEREMI de Salud Rosendo Yáñez  desde la implementación hasta la fecha ha aumentado el nivel de cumplimiento de la Ley llegando a un 78,8% en el mes de diciembre de 2016. “Hacemos un balance positivo tanto de su implementación como se ha acatado la norma por parte de las empresas y como los colegios han modificado sus quioscos hacia convertirnos en saludables”.

Asimismo, señaló que durante todo el período se han realizado un total de 113 inspecciones a supermercados, distribuidoras de alimentos, colegios y  cines. En cuanto a las causales de inicio de sumario sanitario el 62,5% tiene relación con la rotulación “Alto en”, el 29,2% por venta de productos “Alto en” en  establecimientos educacionales y el 8,3% por realizar publicidad dirigida a menos de 14 años.

La actividad contó con la presencia de dirigentes sociales, Universidades,  representantes de las municipalidades. Águeda Rojas, dirigente de salud de la provincia del Choapa señaló “Esta ley es muy importante para la compra informada, para que las mamas y la familia sepa que comprar a los niños. Para mí fue un taller en que aprendí mucho más sobre la Ley”.

Vicuña pionera en combatir la obesidad

Durante la ceremonia se entregó el reconcomiendo a la comuna de Vicuña por crear una ordenanza municipal para la construcción de entornos saludables, que entre sus principales aspectos plantea la promoción de entornos y hábitos saludables en la gestión local, la promoción de la alimentación saludable y la actividad física.

Rafael Vera, Alcalde de la comuna de Vicuña sostuvo “Hemos creado esta ordenanza para salvaguardar los intereses y la salud de nuestros niños, creemos que todas las comunas tienen que dar el ejemplo en la salud de nuestros niños”.

La ordenanza  implica la prohibición de vender  alimentos no saludables a 100 metros de colegios, jardines infantiles, y establecimientos de salud y de esta forma ser un complemento a la Ley de Alimentos.