Esto debido a la pandemia en la que estamos viviendo y evitar así los contagios por COVID-19.

Por segundo año consecutivo se anunció, por parte de las diversas autoridades de la región de Coquimbo, la suspención de las pampillas que se desarrollan en Vicuña, Coquimbo, La Serena y Ovalle, para evitar así contagios de COVID-19.

En el caso de Vicuña, especificamente en la Pampilla de San isidro,  se tomó esta determinación, al igual que el 2020. La fiesta que comunmente se realiza en San Isidro, no se llevará a cabo por temas sanitarios. «Las condiciones sanitarias en Vicuña hacen imposible colocarse en el caso de hacer una pampilla en un lugar tan importante y tan icónico como es la Pampilla de San Isidro, quizás podemos hacer otro tipo de actividades, pero lo veremos a medida que se acerque la fecha, pero sin duda una pampilla como la conocemos no podrá ser», sostuvo el alcalde Rafael Vera.

Por otro lado, dijo que si las cifras de contagios son bajas para el mes de septiembre, se estudiaría la posibilidad que el recinto pueda mantenerse abierto para que las familias pudiesen asistir, pero no habrá escenarios ni artistas contratados.

En cuanto a la llegada de turistas, el también Presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades Turísticas de Chile, sostuvo que es necesario solicitar PCR negativos a los visitantes en conjunto a los pases de movilidad. «Hace algunos días tuve una reunión con la Directora Nacional de Servicio Nacional de Turismo. Nos dio una buena respuesta, pues los viajes financiados por Sernatur, pedirán PCR negativo, eso se podría extrapolar a todos los viajeros, tal como lo hemos solicitado, pero al menos hemos empezado por algo”, dijo Rafael Vera.

En el caso de Vicuña, se están pensando realizar, al igual que en el Año Nuevo, un show vía remota, para entretener a las familias elquinas durante ese fin de semana de Fiestas Patrias.