El objetivo de este simbólico acto fue colocar una placa conmemorativa en el Muelle Prat de Valparaíso.

El miércoles 22 de junio de 1922 partió desde Chile con rumbo a México, el barco que trasladaba a la poeta chilena Gabriela Mistral.  La Nobel llegaría un mes más tarde a Veracruz a bordo del barco Orcoma. De este hito en la vida de la escritora, se conmemoraron 100 años, y en dicha ocasión autoridades tanto edilicias como diplomáticas, se reunieron en la municipalidad de Valparaíso.

El objetivo de este simbólico acto fue colocar una placa conmemorativa en el Muelle Prat de Valparaíso.

Jorge Sharp, alcalde de Valparaíso, explica que esta actividad se realizó en conjunto con la embajada de México, y que es una fecha muy significativa  que no se conmemoraba desde hace muchos años. La autoridad porteña señala que Gabriela Mistral, “deja sembrada una semilla tremendamente relevante en materia de educación pública,  y para nosotros es muy importante este acto, porque hacemos justicia histórica con Gabriela Mistral, así como lo están haciendo ustedes en Vicuña y la lucha que están dando porque su memoria siga presente entre todas y todos. El hecho de que el alcalde de Vicuña nos haya acompañado en este acto, que nos haya donado también un hermoso busto, sin duda va a contribuir al objetivo común que tenemos”.

Recordar que hace 100 años atrás la poeta elquina fue invitada por el titular de la recién fundada Secretaría de Educación Pública (SEP) José Vasconcelos, a participar en las Misiones Culturales, para alfabetizar a la población indígena, para dar conferencias sobre literatura hispanoamericana y componer himnos para las escuelas.

Durante dos años, Mistral recorrió en tren y camiones junto a su secretaria Palma Guillén, las escuelas de Hidalgo, Morelos, Puebla, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Jalisco, Querétaro y Veracruz, dando conferencias y conversando con docentes, alumnos y alumnas.

El embajador de México en Chile Francisco Javier Olavarría  destacó el rol decidor que jugó Gabriela Mistral en la reforma educativa mexicana, “la presencia de Gabriela Mistral en mi país fue el detonador de muchas ideas respecto a lo que era la cultura, la educación, pero sobre todo, la aproximación a la educación pública como un bien que permite a la sociedad avanzar realmente. En aquellos años quizás más del 80% de la población de América Latina no sabía leer ni escribir y el esfuerzo que ella hacía desde Vicuña, y de llevar su experiencia a México, fue muy importante”.

El alcalde de Vicuña agradeció la invitación a participar de este homenaje y destacó el esfuerzo de poner en valor la figura de la poeta elquina en los diversos lugares por los que ella pasó, “lo que ha hecho el alcalde Jorge Sharp con la embajada de México, de considerar este momento como un momento histórico,  como un momento a recordar creo que es tan relevante, ambas instituciones, tanto el municipio como la embajada nos invitaron (…) valoramos el esfuerzo en cultura que hace el municipio de Valparaíso, sabemos que en la vida hay cosas que son muy relevantes, temas que son urgentes, que hay que resolverlos, como fundamentalmente con los problemas de salud, los problemas alimenticios, los problemas que tiene la sociedad hoy día, también la seguridad, pero también hay temas que son tremendamente importantes desarrollar como es la cultura de los pueblos, y en eso nos unimos con el municipio de Valparaíso, en entender que la cultura y Gabriela Mistral debe tener un lugar preponderante”.

Inspirada en las ideas educativas de Tagore y Tolstoi, Gabriela Mistral fundó escuelas rurales. Tan connotada fue su labor en ese país, que en 1922 se inauguró la primera escuela con el nombre de Gabriela Mistral, sin ella dar clases formales en algún establecimiento mexicano. “Voy a hacer algo más: ayudar al ministro Vasconcelos en la organización de escuelas indígenas a raíz de un congreso de maestros misioneros que me tocó presidir”, publicó la poeta en una carta con fecha de 1 de enero de 1923.