IMG_1454

La actividad contó con la presencia de un rider profesional de BMX, el brasileño Jarom Oliveira, quien realizó una demostración. El Evento fue la antesala de lo que será el segundo campeonato BMX Valle Street que se realizará en el Skatepark entre el 15 y 16 de julio.

 Con una clínica de BMX en el Skatepark y una cicletada familiar que recorrió el eje barrial Aguas de Elqui/Río Turbio, se conmemoró el mes de la prevención de alcohol y drogas, que contó con la participación de niños, niñas y jóvenes como protagonistas y en cuya organización participó SENDA Previene,  Quiero Mi Barrio, la oficina de La Juventud,  el colegio Joaquín Vicuña Larraín, además de la Municipalidad de Vicuña.

La actividad contó con la presencia de un rider profesional de BMX, el brasileño Jarom Oliveira, quien realizó una demostración. El evento fue la antesala de lo que será el segundo campeonato BMX Valle Street que se realizará en el Skatepark entre el 15 y 16 de julio y donde los niños, niñas y jóvenes riders demostrarán sus destrezas y realizarán sus trucos. Así lo señaló quien animó esta clínica deportiva el rider y product manager de StarbBike Crew de Viña del Mar, Manuel Vera, “fue un evento bastante entretenido, bastante particular, apoyando con la oficina de la Juventud, con los chicos del SENDA, este gran evento para los chicos más pequeños. En particular es un preparativo para un campeonato que se va a hacer de BMX Street, se viene bastante bueno, dejamos invitada a toda la comunidad de Vicuña, también agradecer a la Municipalidad de Vicuña , al alcalde, a toda la gente que está involucrada y este bonito parque que tienen para practicar” acotó el rider.

Cristian Araya es un joven rider del sector, cursa 2do medio y pudo disfrutar de estas actividades, pues todos los días practica en el Skatepark, “llevo dos años andando en bicicleta, me gusta el deporte y quiero invitar a todos que se unan a andar en bici que es un deporte muy saludable, la actividad estuvo muy buena, me gustó mucho, ojala se repita” dijo el joven ciclista.

Karla Salazar coordinadora de SENDA Previene Vicuña estuvo dentro de la organización de esta actividad precisando que el objetivo se cumplió con creces, pues hubo una gran convocatoria, “el hecho de generar prevención, de generar participación social de los jóvenes en estos sectores ha sido súper potente para nosotros, y la bienvenida de estos riders como se denominan ellos fue genial, con esto nosotros queremos prender los motores para el próximo campeonato de BMX y estamos motivados en pro de esto, además recalcar que SENDA Previene Vicuña busca mejorar la calidad de vida de los habitantes del sector a través de herramientas en pro de la prevención del alcohol y las drogas” enfatizó.

La profesional de SENDA agregó que el sello del segundo campeonato de BMX que se realizará en vacaciones de invierno será preventivo, “busca fortalecer la vida saludable de los jóvenes para erradicarlos de las malas prácticas y así poder evitar el consumo de estupefacientes y alcohol en los menores de edad y en la comunidad en general” dijo Karla Salazar.

Por su parte el alcalde Rafael Vera presente en la actividad y quien entregó medallas de participación a los presentes, destacó la gran cantidad de niños y jóvenes que asistieron a estas actividades, así como sus padres y sus madres en este skatepark que antes era un espacio de tierra y hoy es un lugar que los reúne gracias al programa Quiero mi Barrio al que el municipio local postuló en 2014 y comenzó su ejecución en 2015 en la comuna de Vicuña, “hemos demostrado con acciones que los jóvenes tienen un espacio en la comuna y este espacio es para que lo disfruten, muchas veces los veía a un costado del cementerio y hacían sus montones de tierra en un terreno que es propiedad del BancoEstado, donde trataban de hacer sus maniobras, hoy día tenemos este lugar que es maravilloso, y que les permite poder desarrollar su deporte» acotó el jefe edilicio.

El Skatepark es un espacio con una superficie de 843 m2 aproximadamente, donde se incluye un bowl, escaleras, barandas y muros para deslizar, con iluminación que permite ocupar el recinto en la noche y que significó una inversión que superó los 97 millones de pesos.