El vermicompostaje puede ser la clave para reducir  la producción de basura a nivel individual, un proceso en que la lombriz roja californiana se alimenta de residuos orgánicos para transformarlos en humus, un fertilizante orgánico 100% natural.

Esfuerzo, perseverancia, concentración, dedicación y compañerismo, estos fueron algunos de los valores desarrollados por vecinos y vecinas de las poblaciones Estación y Los Andenes, a través del taller de vermicompostaje, desarrollado por el programa Quiero Mi Barrio, en conjunto con el departamento municipal de Medio Ambiente, quien apoyó con todo lo relacionado al aspecto teórico.

Si cada chileno produce en promedio un kilo de basura al día, solo el 5,6% de los residuos sólidos es recuperado y reciclado. Y los desechos orgánicos representan el 15% de ese porcentaje. Según datos del programa Reciclo Orgánicos, el panorama es aún más desalentador, pues estiman que más del 50% de los desechos que van a la basura en los hogares chilenos, corresponde a restos de frutas y verduras.

Según un estudio italiano del Instituto para la Protección del Ambiente, el 30% de la basura que producimos cada día son desechos alimenticios, lo que en un año alcanza los 126 kilos de residuos orgánicos per cápita.

Esos desechos son, a su vez, los más difíciles de recolectar a nivel urbano, por su posible contaminación con residuos no orgánicos. Ante ese escenario, el vermicompostaje puede ser la clave para reducir  la producción de basura a nivel individual, un proceso en que la lombriz roja californiana se alimenta de residuos orgánicos para transformarlos en humus, un fertilizante orgánico 100% natural.

Este taller lo iniciaron 17 vecinos y vecinas, logrando completar el proceso de certificación 15 de ellos y ellas. Una de sus monitoras, la encargada del plan de gestión social del programa Quiero Mi Barrio Estación-Los Andenes Eva Aguirre resaltó la importancia de generar acciones tendientes al cuidado del medioambiente. “en la construcción de estas vermicomposteras cortamos, medimos, taladramos, en este taller hicimos de todo, hasta pintar y personalizar estas vermicomposteras, una biotécnica la cual refiere a la reducción de los residuos orgánicos que van al vertedero, esto a través de la introducción de lombrices californianas a un espacio controlado, se introducen los residuos orgánicos ya sea (hojas de) plátanos, manzana, lechuga, hojas secas que podamos tener en el mismo patio y algún cartón mojado para hacer una capa para estas lombrices”.   

La presidenta del Consejo Vecinal de Desarrollo del Barrio Estación-Los Andenes de Vicuña Carolina Vilches e integrante del taller, expresó su felicidad por terminar este curso y compartir con sus vecinas y vecinos. “Me costó mucho medir, ensamblar los cajones, pero me la tomé con cariño y ahora estoy muy contenta por haberlo terminado porque es mi primer taller, le pusimos nuestra pasión, el cortar, el poner los tornillos, todo lo hicimos con esfuerzo, a ratos nos enojábamos porque no nos salía bien, pero insistíamos y gracias a Dios lo sacamos adelante entre todas”.

Por su parte Evelyn Becerra, vecina de la población Los Andenes tuvo un gran aprendizaje que dice le sirvió fundamentalmente para desarrollar capacidades, “a tener paciencia aprendí, porque muchas veces me frustré porque no podía, me fui y volví y con amor y paciencia logramos sacar el proyecto adelante (…) Quiero Mi Barrio es muy bueno porque hemos podido solucionar problemas que tenemos ambas poblaciones y conocernos, entablamos una amistad, nos vamos conociendo y la amistad perdura”.

En la certificación el alcalde de Vicuña Rafael Vera junto a los concejales Cristian Pinto y Miriam Rojas entregaron los certificados junto a las lombrices californianas que ayudarán en el proceso de compostaje. Para el jefe edilicio este fue un gran espacio de aprendizaje, “no solo el curso de compostaje, sino la concientización de lo que significa cuidar el medioambiente, creo que es un buen legado que queda para las alumnas y los alumnos que postularon a este taller, esto está en el marco del Quiero Mi Barrio que es un programa que por segunda vez hemos traído a nuestra comuna, se postula, dura tres años y lo estamos materializando en el sector de Los Andenes-La Estación  donde llevamos alrededor de un año funcionando y la verdad es que nos entrega mucha satisfacción de ver porque esto no era fácil, en su mayoría el 90% eran mujeres, tenían que cortar madera, atornillar, pintar, colocar ganchos, una cantidad de cosas que habitualmente las mujeres no están acostumbradas, pero nuestras mujeres que no estaban acostumbradas no tuvieron miedo y al no tener miedo, se atrevieron a hacer este taller y la verdad es que el resultado es maravilloso, unas composteras hermosísimas, pero que a su vez nos dan la posibilidad de tener abono y conciencia de lo importante que es nuestra tierra”.

Cabe recordar que  el programa Quiero Mi Barrio Estación-Los Andenes comenzó durante 2021, a fines del mes de junio de este año, se dio el vamos a la obra de confianza del programa con el hito de instalación de primera piedra de un proyecto que fue elegido por las más de 424 familias del sector La Estación-Los Andenes. Una obra que tiene una inversión de 40 millones de pesos y que contará con 4 cámaras de televigilancia con capacidad de rotación de 360°, que estarán ancladas a postes de acero galvanizado dispuesto en 4 puntos críticos del barrio. Además de un anillo de seguridad peatonal que tendrá 3 pasos de cebra con balizas peatonales, mejoramiento de vereda y de pavimento en bajadas de calle, lomo de toro y vallas peatonales.