El CEIA valle de Elqui tiene 450 estudiantes en 2022 entre la casa central ubicada en población Los Andenes y  las 5 sedes instaladas en El Arenal, San Isidro, Diaguitas, Rivadavia y Chapilca en niveles básicos y medios, con educación de adultos 2 años en 1.

Con diversas actividades, entre ellas un entretenido y colorido pasacalle, la comunidad educativa y las y los estudiantes del colegio Valle de Elqui celebraron los 10 años de labor educativa en la ciudad de Vicuña y 5 localidades de la comuna.

En la ocasión hubo además música en vivo al finalizar el pasacalle donde las y los estudiantes estaban disfrazados. Uno de los grupos fue “Tregua Ensamble Andino”.

Este establecimiento educacional considera alumnos de distintas edades, siendo el más longevo, de 82 años, lo que representa un gran desafío para que las y los habitantes de la comuna puedan completar sus estudios.

El director Maximiliano Quiroga indica que están “contentos con el compromiso de siempre con la gente de Vicuña, con nuestros estudiantes y después de dos años de pandemia haciendo algunas actividades que hemos retomado”.

El CEIA valle de Elqui tiene 450 estudiantes en 2022 entre la casa central ubicada en población Los Andenes, y  las 5 sedes instaladas en El Arenal, San Isidro, Diaguitas, Rivadavia y Chapilca en niveles básicos y medios, con educación de adultos 2 años en 1, “el aniversario lo hemos celebrado en cada satélite durante esta semana”, dice el director.

Lidia Dinamarca es estudiante en el satélite de San Isidro de 1 y 2do medio, ingresó con 52 años este 2022 a terminar su escolaridad, “una experiencia muy linda porque a mi edad nunca me imaginé que iba a estudiar, todo lindo, aparte que este espectáculo fue inolvidable para nosotros, que somos cuatro hermanos que estamos estudiando y es una experiencia muy linda, los profesores son demasiado entretenidos, muy acogedores y buenísimo, nada que decir de ellos, un apoyo gigante, ellos nos ayudan todo lo que pueden, buenísimo”.

El profesor de historia y geografía, jefe de la Unidad Técnica Pedagógica  UTP, Oscar Araya, ha trabajado en el establecimiento educacional casi desde sus inicios, por lo que este aniversario le genera diversos sentires, “es una actividad magnifica en el sentido de que busca acoger a la comunidad, busca que todos formen parte de un proyecto educativo que intenta rescatar las raíces, rescatar el conocimiento de las personas, la experiencia sobre todo de las personas que son adultas, nuestro colegio  en un comienzo trabajaba con gente mucho más joven, hoy en día tenemos una población mucho más adulta, mucho más madura, y nos ha permitido alcanzar otras cosas”.

El jefe de UTP indica el sello que tiene esta educación y quienes acceden a ella, “la gran parte de nuestros estudiantes son personas que ya han desertado en más de una ocasión, entonces el hecho de estar acá el trabajo es doblemente fuerte, es mucho más difícil que en una formación común, porque tenemos que luchar contra eso, contra la deserción y sobre todo que tenemos estudiantes de diferentes edades, estudiantes que tienen diferentes dificultades, que no se ven en una educación regular, si en la de nosotros”. Los usuarios más recurrentes son “padres, madres, personas con enfermedades crónicas que en algunas ocasiones no pueden asistir, la gente que trabaja afuera, en los turnos, por el otro lado también los trabajadores de temporada, que es quizá el segmento mayor de personas que tenemos acá”, dice Oscar Araya.

Para el director Maximiliano Quiroga, quien es profesor de historia y geografía es un desafío este cargo que ya desempeña hace 5 años, “con el mismo compromiso de siempre, de querer sacar adelante habilidades en los estudiantes a diferencia de una escuela tradicional nosotros no nos centramos solamente que aprendan más matemática, ciencia o historia , meter contenido en la cabeza, hay temas valóricos y temas de reconocimiento sobre todo los adultos que a lo largo de la vida se ha visto un poco violentado (…) nos ajustamos a todas las necesidades, no solamente estamos en búsqueda de que saquen un cuarto medio, sino que la experiencia sea gratificante, que sea recordada”.

Las personas interesadas en retomar sus estudios deben llevar su último certificado de estudios aprobado y su certificado de nacimiento a la ubicación de la casa central del colegio Valle de Elqui, que es Néstor Iribarren #70 población Los Andenes en Vicuña.