Al momento de la inspección se pudo constatar que el camping no cumplía con los protocolos preventivos de Covid_19. 

Un equipo de fiscalizadores de la Seremi de Salud de la región de Coquimbo, en conjunto con personal de la Municipalidad de Vicuña, Ejército, Carabineros y PDI realizaron un operativo especial de inspección en  el Camping La Palmera de la localidad de La Campana en la comuna de Vicuña, en donde se estaba funcionando con pasajeros extranjeros y sin los resguardos de salud por la pandemia del coronavirus.

Al respecto, la Autoridad Sanitaria explicó que al momento de la inspección se pudo constatar que el camping no cumplía con los protocolos preventivos de Covid_19, además, de otras infracciones. “Este lugar no contaba con autorización sanitaria para su funcionamiento. Además, no se cumplían las medidas preventivas en el marco de la emergencia por el Covid_19. Se decreta prohibición de funcionamiento del recinto, sumario sanitario y desalojo de las personas que se encontraban al interior por representar un grave peligro para la salud de los trabajadores, de los usuarios y de toda la población por la posibilidad de propagar el virus”, explicó el Seremi de Salud, Alejandro García.

Luego de esta fiscalización el camping que quedó con la prohibición de funcionar, debido al incumplimiento de diversos protocolos sanitarios y por no tener la documentación al día.

La situación de este camping, el cual había sido fiscalizado a comienzos de la pandemia por la PDI y la municipalidad, se conoció a través de sus propias redes sociales, en donde invitaban a las personas a utilizar sus dependencias, ya que estaban funcionando al 100%, dándoles la bienvenida a personas que habían llegado durante la semana.

De hecho en su fan page de Facebook iban más allá sosteniendo que «en este camping se sostiene que la pandemia es una farsa, por lo tanto recibimos a cualquier persona que quiera venir, acá está vetado el uso de mascarillas. Este lugar es muy abundante en salud, protección de la naturaleza, alegría y dinero, paz, etc. Si no le gusta lo que ve, lo invito a ignorar nuestras publicaciones» señala textual el comentario de Eco Camping La Palmera».

Sobre esta situación el alcalde de Vicuña, Rafael Vera, indicó que se realizó la fiscalización por parte de inspección municipal y de la autoridad sanitaria, «pese a que el dueño no les permitió el ingreso, le prohibieron el funcionamiento debido a diversas situaciones, especialmente administrativas, por lo que fue informado a la autoridad sanitaria, quienes tomaron el caso». 

En relación a la situación de los extranjeros, quienes ingresaron a la comuna durante la noche, en pleno toque de queda, tendrán que buscar otro punto del país en donde hospedarse, ya que se les permite el libre tránsito. «En mi calidad de Presidente de la Asociación de Municipalidades Turísticas de Chile, hacemos todo lo posible para el desarrollo del turismo, pero no a cualquier costo, no que afecte la saluda pública, no para que unos lucren y que eso signifique una despreocupación total hacia los demás vecinos, creemos que hay que ser un buen vecino y en estos momentos el Camping La Palmera no lo es», finalizó el alcalde de Vicuña y Presidente Nacional de la AMTC.

Luego de los hechos el dueño del camping, Sebastián Salaberry,  a través de sus redes sociales, dio a conocer su punto de visto al respecto. “El motivo del cierre fueron los baños que tenemos, que son baños secos, pero son ecológicos, así que creo que es una persecusión hacia nuestro proyecto, que lo he armado con mis ahorros”, dijo a través de una publicación de Facebook.

 

 

 

 

 

Las multas que se arriesgan los dueños del camping están entre 1 a las mil Unidades Tributarias Mensuales, UTM.