IMG_1619

Entre los efectos que produjo la bajada de la quebrada se contabilizan 20 personas afectadas por anegamiento y el corte de agua potable en toda la localidad.

Tras las lluvias que llegaron el pasado domingo a la comuna de Vicuña y que dejaron, según el Ceaza, cerca de 32 milímetros de agua en la localidad de Marquesa, se produjo el anegamiento de diversas casas de la localidad elquina, lo cual ocasionó el malestar de los vecinos que culpan a los trabajos hechos en el sector por el tamaño de la catástrofe.

Esto viene desde comienzos de mayo, cuando las lluvias se han dejado sentir con gran fuerza en la comuna de Vicuña,  generando así un superávit de más del 100% respecto a esta misma fecha de un año normal. Si bien este hecho es positivo para los regantes, ha dejado lamentables consecuencias en la comuna, principalmente en Marquesa, que tras las primeras lluvias vio como la quebrada del mismo nombre anegó la sede deportiva, la escuela y algunas casas del sector.

Pasado más de un mes de este hecho los vecinos de la localidad vuelven a lamentar las consecuencias de otro temporal, sin embargo ahora culpan a los trabajos hechos en el sector, lo cual según sus palabras alimentó la fuerza del agua ocasionando que esta entrara a más hogares como lo aclaró Ramón Roco, uno de los afectados. “En mi casa entró el agua por ambos lados y quedó todo inundado adentro, lo cual fue por los trabajos que se están haciendo ya que el 87’ llovió cuantos días y no pasó esto y esto es porque la canalización que están haciendo es apenas un canal”.

Los trabajos que se realizaron en el sector buscaron dar profundidad a la quebrada, lo cual para los vecinos fue un atenuante para lo que sucedió, ya que lo que ellos recomendaban era ensanchar la quebrada para entregar un mayor espacio al desplazamiento de agua. Frente a este hecho la Seremi del Ministerio de obras Públicas, Mirtha Meléndez habló de los trabajos que se llevarán a cabo para mitigar los efectos de un nuevo frente, sin embargo destacó que lo que se realice en estos momentos solo será de emergencia apuntando que los trabajos de gavionar no pueden realizarse en estas fechas. “Lo que se hizo la vez anterior fue una limpieza, fue limpiar la quebrada que tenía mucho sedimento, no fue nada de protección y donde quedó todo ese material blando en las orillas la quebrada bajó con toda la fuerza y se metió a los sectores poblados. Lo que tenemos claro ahora es que las medidas a más mediano y largo plazo es que el puente y el camino no pueden ir por la quebrada y que se necesitan hacer gaviones para todo el sector”.

Por su parte, el alcalde Rafael Vera emplazó a las autoridades del Ministerio de Obras Públicas a crear respuestas que entreguen solución a los vecinos y que de esa misma forma sean escuchadas las peticiones de los habitantes de la localidad, quienes son los que conocen de manera empírica el desplazamiento de la quebrada. “Entendemos que una solución definitiva no puede ser en los momentos que sigue lloviendo, pero entendemos que las soluciones de parche tienen que ser mejores, hoy al menos tienen que generarse recursos para poner gaviones y con ciertas condiciones para que la gente pueda estar segura, es inaceptable que las personas tengan que ver el sistema climatológico para ver si arrancan o no de sus casas. La situación es lamentable pero nosotros esperamos que el Ministerio de Obras Públicas tome las decisiones de fondo, le mandé un mensaje al Ministro diciéndole que no podemos seguir economizando, tomando decisiones que creemos que van a resultar y que en la práctica no han resultado”.

Hasta el lugar también llegaron el Gobernador de la Provincia de Elqui, Américo Giovine, el Seremi de Salud, Rosendo Yáñez; el Seremi de  Desarrollo Social, Herman Osses; y Seremi de Vivienda y Urbanismo, Erwin Miranda.