El terreno del que es propietaria la sociedad Dalbosco, comprende una
puntilla desde este a oeste hasta el cerro Porongo en Rivadavia.

Una visita para evaluar la regularización de terrenos para construcción de
viviendas, fue la que se vivió el pasado sábado 21 de noviembre en la parte alta
de Rivadavia. Hasta allí llegó uno de los dueños de los sitios Giorgio Dalbosco, el
alcalde de Vicuña Rafael Vera, y pobladores que esperan construir sus viviendas
cuando se aclare esta problemática, pues en la actualidad son 4 familias quienes
necesitan encontrar una solución.

El terreno del que es propietaria la sociedad Dalbosco, comprende una puntilla
desde este a oeste hasta el cerro Porongo en Rivadavia sector alto según detalla
el empresario serenense Giorgio Dalbosco, con residencia también en Diaguitas,
quien en esta reunión con vecinos, escuchó atentamente sus inquietudes, “la
idea es buscar una solución a sus demandas de terrenos para sus viviendas,
nosotros como empresa, tenemos que conversarlo, (aunque) voy a hacer de
mi parte el mayor esfuerzo para que puedan tener su casa propia”, aseguró.

El alcalde de Vicuña Rafael Vera plantea que luego de este análisis en conjunto
con las y los vecinos se continuará en la búsqueda de soluciones, “hemos visto
cómo se han ido haciendo tomas de terreno, no siempre ubicadas en el
mismo terreno que se había indicado. Le pedí a la familia Dalbosco que
pudiéramos regularizar esta propiedad (…) muy esperanzados nos hemos
quedado en esta reunión, esperamos que pueda avanzar, no solamente en la
decisión, sino en términos legales de los terrenos que estamos
conversando, y que la gente entienda que no podemos seguir haciendo
gestiones en terrenos privados”.

En cuanto a la toma de terrenos que acontece en diversos puntos de la comuna,
más bien una realidad nacional que ante catástrofes deja de manifiesto que los
sitios para construir no siempre son los más aptos, el alcalde Rafael Vera
manifestó que al llegar al cargo de jefe edilicio, se encontró con lugares donde no
hubo ni planificación ni urbanización, situación que no se debe repetir, “nosotros
como municipio tenemos la misión de planificar y urbanizar, y esas dos
misiones y obligaciones no queremos perderlas, y para eso necesitamos el
apoyo de la comunidad, porque ya no podemos hacer un camino donde las
tomas impiden eso, ya nos ha ocurrido en otros lugares”, acotó la autoridad.

Se buscan así soluciones en conjunto con los vecinos, aunque siempre esperando
que asuman sus responsabilidades, generando también acuerdos.