Se espera que en las próximas semanas sea aprobada declaración ambiental para iniciar la licitación que permitirá eliminar definitivamente los malos olores en la comuna elquina.

Hace poco menos de un año, tras el eclipse total de sol, los vecinos de Vicuña debieron soportar el colapso de la planta de  tratamiento de aguas servidas, generando un evento de malos olores que era perceptible en el ingreso y en gran parte del centro histórico de la comuna elquina.

Hoy los dirigentes señalan que el olor nauseabundo ha disminuido, mas no desaparecido, pues la planta de tratamiento de la empresa sanitaria utiliza una tecnología muy antigua, por lo que la única solución es construir una nueva con tecnología moderna.

Para clarificar dudas, relacionadas con el avance del proyecto de la nueva planta de manera virtual vecinos, el alcalde Rafael Vera y el gerente Elqui de Aguas del Valle, Alejandro Romero, realizaron una reunión en la cual se dio cuenta del cronograma y los avances.

Romero, entregó tranquilidad a la comunidad de Vicuña, pues a pesar de la pandemia se han ido cumpliendo los plazos, por lo que se mostró optimista en cuanto a concretar la solución definitiva para los malos olores, “fue una buena reunión que les permitió a los vecinos aclarar dudas, el proceso no se ha detenido, sigue en marcha. Obviamente que depende de muchos factores, pero nosotros tenemos como meta iniciar las obras de la nueva planta a fines de este año, para construirla durante todo el año 2021, hacer pruebas y que esté operativa finalizando el próximo año”.

La población Juan Pablo II se encuentra ubicada justo al lado de la planta, sus vecinos han debido soportar por años los malos olores, de ahí que la dirigenta del sector, Andrea Marambio, estaba feliz con la respuesta de la sanitaria, “Me quedo con lo último que dijo que el proyecto va viento en popa y que a fin de año debieran estar trabajando en la nueva planta. Ojalá pasen luego estos meses y ver como el proyecto se empieza a ejecutar”.

Marta Gallo, dirigente social de la Villa Doña Isolina, valoró la instancia de conocer de primera fuente,el avance del anhelado proyecto de la nueva planta de tratamientos de aguas servidas, “se ve que hay un avance, nos hicieron una presentación con datos claros y plazos, lo cual es importante porque ya tenemos fecha de inicio y fecha de término porque hay una comunidad afectada, que se aburre porque escucha palabras, palabras y nada concreto, hoy nos llevamos plazos concretos y eso es muy bueno por la comunidad”, señaló.

Para el alcalde Rafael Vera, la noticia de que el proyecto no está estancado, es una señal de alivio para familias que han vivido por más de una década soportando malos olores, “la planta que tenemos en la comuna de Vicuña es la más antigua de la región, está obsoleta. Por eso, que hoy tengamos claridad que se está próximo a recibir el resultado de la declaración de impacto ambiental, con lo cual se puede licitar la construcción de la nueva planta, nos entrega una enorme satisfacción. Esperamos ansiosos que los plazos se cumplan y ver como se inicia la construcción de una de las obras más importantes que se realizará en la comuna, porque resolverá un desagradable olor con que viven mucho de nuestros vecinos”.

La nueva planta tiene un valor aproximado de inversión cercano a los tres mil millones de pesos. Tanto dirigentes, como autoridades municipales y de la empresa sanitaria acordaron continuar con las reuniones periódicas para dar seguimiento y no perder de vista el avance del anhelado proyecto para Vicuña.