La ley 20.998 establece el marco regulatorio para la operación de los servicios sanitarios rurales, incluyendo el tratamiento de aguas residuales provenientes de sus propios usuarios.

Una ardua y larga jornada tuvo la delegación de la APR San Isidro – Calingasta en la comuna de Isla de Maipo, el motivo, la visita que realizaron a la Cooperativa de Agua Potable Rural Santa Margarita. La instancia, coordinada entre ambas administradoras de agua potable rural, tuvo como principal objetivo intercambiar experiencias y conocer, por parte de la APR elquina, el sistema de tratamiento de aguas residuales.

La ley 20.998 Establece Marco Regulatorio para la operación de los servicios sanitarios rurales, esto se aplica a todas las organizaciones y personas existentes a la entrada en vigencia de la ley que presten un servicio de agua potable rural, que sean sin fines de lucro, y que hayan recibido aportes del Estado, entre ellas los comités de agua potable rural y las cooperativas.

En este contexto, es que la APR San Isidro – Calingasta realizó la visita a la Cooperativa Santa Margarita de la comuna de Isla de Maipo, región metropolitana. La cita de este pasado sábado 4 de junio consistió en un recorrido por dos de las tres plantas de tratamiento de aguas residuales, administradas por la cooperativa capitalina.

La motivación por conocer la experiencia de funcionamiento con tratamiento de aguas servidas, reside en la problemática generalizada por la escasez de agua, considerando la reutilización del elementos como parte de las posibles soluciones, en especial para territorios tan degradados como el valle de Elqui.

En el recorrido a la planta principal, la “Planta Bicentenario”, Francisco Tapia, jefe de operaciones de la Cooperativa de Agua Potable Rural Santa Margarita, detalló su impresión por la visita, además de relevar la discusión sobre el rol de las APR en el tratamiento de aguas residuales, “feliz, porque nosotros podemos mostrar nuestra realidad, en todo lo que significa la manipulación de aguas servidas, agua potable, ellos estaban bastante contentos, se llevaron una impresión bastante buena. Más que nada esto ha sido enfocarse en la operatividad de la planta, nosotros creemos que siempre hay una mejora que hacer, como agua potable y como cooperativa; nosotros siempre buscamos abaratar los costos, siempre es necesario tener respaldo por parte del gobierno, que es lo que nosotros estamos exigiendo desde diversos lados”.

Quien también se refirió a la visita fue Julio González González, presidente de la Cooperativa de Agua Potable Rural Santa Margarita; el dirigente social recalcó el rol que asumen como organización y la importancia de intercambiar experiencia con sus pares a lo largo del país, “con los años que llevo en esto, me parece súper importante, es bueno que los servicios se visiten para adquirir conocimientos y experiencias distintas, aquí tenemos en común que administramos el agua, por eso es relevante que los servicios se visiten. Aquí nosotros tenemos una planta en nuestra propiedad, las otras plantas las administramos, fueron construidas por el SERVIU. Nosotros fuimos uno de los primeros APR en Chile que operamos planta de tratamiento de aguas residuales”.

El desarrollo y éxito de la Cooperativa de Agua Potable Rural Santa Margarita no solo reside en su esfuerzo colectivo, también en el apoyo que obtiene de otros espacios institucionales, tal es el caso del apoyo que reciben por parte del municipio.

Cecilia González Uribe, encargada comunal de la Oficina de Servicios Sanitarios Rurales y Pablo Moreno, arquitecto del equipo de SECPLAN, ambos correspondientes al municipio de Isla de Maipo, destacaron el significado de este trabajo mancomunado entre municipio y comités y/o cooperativas de APR, “en esta gestión se creó la oficina de servicios sanitarios rurales, para enfocar el rol de la administración del agua en la comuna, esta cooperativa trabaja con el 60% de la población de la comuna. Nosotros como municipio queremos aportar en la planificación de la comuna, ayudando a las APRs en sus procesos. Un ejemplo de eso han sido las mejoras que hemos hecho a la planta de tratamiento “Bicentenario”, para ella nosotros hemos aunado fuerzas con la D.O.H, SUBDERE y todo en trabajo con SECPLAN”, destacó Cecilia González, mientras tanto Pablo Moreno agregó, “son importantes los temas sanitarios, el reciclaje, los residuos, nosotros tenemos una gran misión como equipo en estas temáticas, para sí desarrollar aún más la comuna”.

Desde la Administradora de Agua Potable Rural San Isidro – Calingasta, su presidente, Jhony Jiménez Cisternas, enfatizó en la importancia de conocer estas experiencias, pues podrían un insumo clarificador a la hora de decidir cómo implementar un futuro sistema de tratamiento de aguas residuales en dichas localidades, “esta es una de las experiencias que se ha estado perdiendo, antiguamente las APRs se reunían para compartir experiencias. Hoy el tema es el tratamiento de aguas servidas, estamos encaminados con la problemática del agua, tenemos que ver con otro punto de vista el uso de estas aguas. Gracias a la nueva ley, 20.988, va a permitir que las APRs o Cooperativas, podrán hacer uso de las aguas servidas, tratándolas y reutilizando estas aguas”.

Se espera que, dentro de las próximas semanas, el APR San Isidro – Calingasta, convoque asamblea abierta con sus socios, para discutir la experiencia conocida en Isla de Maipo y, en conformidad a la normativa, tomar acción sobre el futuro de la APR sobre el tratamiento de aguas residuales.