En la localidad de El Molle se realizó un encuentro para reforzar sus convicciones de recuperación y analizar la literatura que utilizan en sus grupos de rehabilitación.

Pato, lleva un poco más de un año en alcohólicos anónimos, plantea que no se hable de rehabilitación porque su lucha contra el alcohol es día a día, se siente afortunado por tener esta nueva oportunidad de la vida. “Ya estaba en lo más hondo que puedes caer, tuve que estar literalmente en el infierno para darme cuenta que necesitaba una ayuda extra. Yo negaba que necesitaba ayuda por temas de egos, pero cuando te das cuenta que el alcohol te gobierna y pedí la ayuda y alcohólicos anónimos me prestó esa ayuda y me ha salvado”.

Cientos de personas como Pato de todo el país, que han mantenido en el anonimato su lucha contra el alcohol, se reunieron en El Molle, Vicuña, para reforzar sus convicciones de recuperación y analizar la literatura que utilizan en sus grupos de rehabilitación.

Para Sandra Huenuman, Presidente Corporación Alcohólicos Anónimos, este primer foro de las regiones de análisis de la literatura mundial es una forma de avanzar en las terapias y una invitación para que más personas primero asuman su enfermedad y luego se sumen a la rehabilitación en los grupos de auto ayuda, pero también el llamado al apoyo de la sociedad, “yo hago un llamado a los profesionales, a la gente no alcohólica para que nos conozcan, para desmitificar el tema del alcoholismo. El alcoholismo es una enfermedad, que no sólo afecta al alcohólico sino a su familia, al entorno y a la sociedad. Queremos pedirle apoyo para que esta comunidad siga ayudando a gente”.

El encuentro permitió además a los participantes conocer experiencias de recuperación y fortalecer sus capacidades para continuar su recuperación y ayudar a nuevas personas que requieran rehabilitarse.

Para Karla Salazar, Directora de emergencias y Seguridad Pública del municipio de Vicuña, este seminario es una oportunidad también para generar acciones que permitan un trabajo colaborativo, “es importante fortalecer los lazos, aprender y tener desde la propia experiencia de ellos ver los factores de riesgo y ver como podemos colaborar en su proceso. Para nosotros como municipio es una prioridad afianzar el trabajo tanto en el consumo de alcohol como de drogas”.

El llamado final es a quienes posean dificultades con el alcohol a que se acerquen a los grupos de Alcohólicos Anónimos existentes en las comunas de La Serena y Coquimbo, extendiendo la invitación también para los profesionales que quieran colaborar con el proceso de rehabilitación.