Actualmente, la planta de tratamiento existente en la comuna de Vicuña es una de la más antiguas de la región, esta remodelación promete actualizar los métodos de tratamiento de aguas servidas.

Se acerca una de los momentos más esperados por los vecinos de las poblaciones Juan Pablo II, Villa Esperanza y Villa Isolina, el inicio de la nueva planta de tratamiento de “Aguas del Valle”, está ad portas de comenzar. Hace algunas semanas, la gerencia de la empresa sanitaria se reunió con el alcalde de Vicuña para analizar la temática.

La reunión informativa se realizó entre el alcalde Rafael Vera Castillo y Andrés Nazer, gerente regional de Aguas del Valle, los principales puntos abordados, refieren al mejoramiento en la calidad del servicio.

Primeramente, el anuncio del inicio de las obras en el proyecto de la “nueva planta de tratamiento”, espacio de procesamiento de aguas servidas, que ha estado trayendo problema de malos olores a las poblaciones aledañas a esta y a la ciudad en general.

Otra de las temáticas tratadas en la reunión, refiere a la ampliación del territorio de concesión de Aguas del Valle, el cual, hasta la fecha, no consideraba 4 localidades del sector oriente de la comuna, este es el caso de Diaguitas, La Campana, Pullayes y Andacollito.

Andrés Nazer, gerente de Aguas del Valle, destacó la reunión sostenida con el edil elquino, la autoridad de la empresa sanitaria relevó además la discusión de las plantas desaladoras en la solución para el consumo humano de agua, “vinimos a conversar con el alcalde algunos avances y desarrollos, principalmente tenemos una buena noticia para la comunidad que vive cerca de la planta de tratamiento; así mismo también la información de nuevos sectores que podrán incorporar a la concesión de servicio. Adicionalmente a esto, conversamos sobre la importancia de las plantas desaladoras, para el abastecimiento de consumo humano, es una alternativa clara frente a la desertificación, evaluando esta segunda alternativa, colaborativa a las aguas continentales”.

El jefe comunal de Vicuña, el alcalde Rafael Vera Castillo, adelantó parte de los avances que se verán en los próximos meses, con el avance de la obra por parte de “Aguas del Valle”, “prontamente estaremos informado a la comunidad buenas noticias, especialmente a los vecinos de las poblaciones Juan Pablo II, Villa Esperanza, estas constan del inicio de las obras de la remodelación de la planta. Adicionalmente, también como presidente de los municipios de la región, hemos podido conocer las experiencias de la planta desaladora de Caldera, analizando su importancia y viendo los beneficios. En esta línea, Aguas del Valle, está asumiendo el diseño de una planta desaladora aquí en la costa de Coquimbo”.

En la misma línea de Andrés Nazer, representante de Aguas del Valle, el edil Rafael Vera Castillo reforzó la idea de una planta desaladora para la región de Coquimbo, esto enfocado en la proyección de racionamiento de agua continental que prevé para la zona, “con mucha satisfacción, les puedo decir a los vecinos de Andacollito 1 y 2, Diaguitas, La Campana y Puyayes, que ya hay un avance, que Aguas del Valle confirmó su capacidad para recibir los residuos de dichas localidades. Para concretar esto, debemos presentar un proyecto de gestión a la gobernación regional; una vez realizado esto, el diseño y la ejecución, las y los vecinos no tendrán que preocuparse más por ese motivo”.

Se espera que dentro de las próximas semanas, comience la edificación de la nueva planta, la cual se proyecta como una de las más modernas de la región de Coquimbo.