Esta agrupación que nació hace tres años aproximadamente, con tres madres y dos voluntarios, hoy ya cuenta con 50 familias y más de 100 voluntarios.

Calle Miraflores #166 en la población Tocopilla, esa es la dirección de la casa de la agrupación Mundo Azul Tea Valle de Elqui, de niños y niñas del espectro autista, espacio en el que se podrán realizar las terapias y diversas actividades.

Esta agrupación que nació hace tres años aproximadamente, con tres madres y dos voluntarios, hoy ya cuenta con 50 familias y más de 100 voluntarios, espacio que busca que la comunidad tenga una mirada más comprensiva frente al autismo, y lograr mejores y más completas terapias para sus hijos e hijas.

La presidenta de esta agrupación Karelia Molina definió esta oportunidad como un sueño cumplido, “tener nuestra propia casa para que nuestros niños reciban las terapias que necesitan, y así no viajar a La Serena, porque es súper duro para un niño del espectro autista viajar, ya pasar el tranque es duro, llegar a La Serena descompensado, y el sueño hoy se hace realidad con una casa para que nosotras las madres y los padres del espectro autista la podamos arreglar y la podamos facilitar para ellos”.

El trastorno o condición del espectro autista (TEA) es una afección neurobiológica que se desarrolla en la niñez y dura para toda la vida, quienes viven con esta condición presentan dificultades para socializar y comunicar, patrones de comportamientos irrestrictos y algunas veces repetitivos, también puede tener problemas en el aprendizaje formal. Sin embargo, aún rodeado de mitos, esta condición humana se presenta junto a un potente desarrollo intelectual, artístico, emotivo, entre otras características.

Natalia Barraza es la madre de Alcides González, un niño de 12 años con TEA, para ella es un gran logro contar con este lugar para poder trabajar unidas y dar mejor calidad de vida a niños y niñas, “maravilloso, porque teniendo un espacio físico para los niños, ellos van a poder tener sus terapias, para nosotros se nos va a hacer mucho más fácil  porque vamos a tener terapeutas acá en la agrupación, y nos va a salir un poco más económico”.

El alcalde de Vicuña Rafael Vera entregó las llaves de esta casa a las integrantes de la agrupación precisando que los niños y niñas en condición autista necesitan apoyo. “Nosotros no tenemos dependencias que sean nuestras, pero pensamos justamente en esta que había utilizado en el pasado un profesor, que la había entregado el Gobierno Regional para esa instancia y pensamos que mejor entregarla a una organización que está pensando en los niños, que está hecha exclusivamente para apoyar a nuestros niños que están en condición autista, y es por eso que hicimos las acciones administrativas correspondientes y hoy día estamos entregando las llaves”.

La terapeuta ocupacional Camila Castillón es voluntaria de la agrupación desde el año pasado, para ella ha sido una linda experiencia. “Con los niños del espectro autista trabajamos principalmente con el fin de favorecer su funcionalidad, que sean capaces ya sea de poder desarrollar actividades en la casa, escolares, de juego, participen socialmente, entonces desde ahí se hace una evaluación que es integral, se abordan diferentes áreas donde se pesquisan las necesidades de apoyo de los niños y cuáles son sus habilidades y desde ahí vamos trabajando”. 

Para saber más detalles de esta organización en Facebook se les encuentra como Mundo Azul T.E.A y en Instagram @mundo_azul.tea (Mundo Azul Tea Valle del Elqui).