Ayuda que se da en el contexto de la sequía, destinada a crianceros y
pequeños productores, pertenecientes al 40% más vulnerable según el
registro social de hogares.

La Región de Coquimbo declarada como zona de escasez hídrica, ha generado un
gran impacto en las y los habitantes de la zona, en especial crianceros y pequeños
productores.

En este contexto, el Gobierno Regional (GORE) destina un 5% del presupuesto
para emergencias en el contexto de la sequía, mediante la denominada “Ruta
Hídrica”. Apoyo que llega a través del municipio y que está destinada a crianceros
y pequeños productores, pertenecientes al 40% más vulnerable según el registro
social de hogares.

Desde el municipio, el alcalde Rafael Vera Castillo, se refiere a esta ayuda como
una manera de colaborar en momentos difíciles “ cajas que permiten llegar a
418 familias, estas cajas tienen un sentido, colaborar en momentos
difíciles. Estamos felices, esta es una acción que el municipio decide en qué
se gasta, esta es una de las acciones, también estamos entregando alimento
para los animales, estamos haciendo varias acciones con los recursos que
recibimos, particularmente esto va al corazón y a las necesidades de
nuestros vecinos y que efectivamente va a permitir enfrentar mejor los
momentos difíciles”.

Como lo mencionaba el alcalde Rafael Vera, en esta ocasión se entregaron cajas
de alimentos a 418 familias, de distintas localidades de la comuna de Vicuña,
entre ellas El Molle y Rivadavia.

Una de las beneficiarias fue Ángela Aliaga, agricultora de la localidad El Molle,
quien trabaja con paltos y pertenece al Programa de Desarrollo Local
(PRODESAL), se siente agradecida con esta ayuda, ya que además de la sequía
han debido sortear la pandemia “para mí significa mucho esta ayuda, por
como está la situación, así que bienvenida sea. Las ayudas que me han
llegado de parte del gobierno son muy bienvenidas, con esto de la pandemia
ha sido más complicado para nosotros, gracias a dios vamos saliendo,
agradecida de este programa y de todas las autoridades que hacen posible
esto”.

Por su parte, Alfredo Barriga, agricultor de Rivadavia, que se dedica además a la
producción de alimentos a base de almendras, comenta parte de los desafíos que
han debido enfrentar producto de la escasez hídrica y como han podido mejorar
sus producciones gracias a las ayudas del gobierno y el municipio “una gran
ayuda, ya que son muchos los desafíos que uno pasa, especialmente en la
agricultura, el problema hídrico. Siempre agradecido de las ayudas que
INDAP y el municipio nos prestan. Felizmente INDAP nos ayuda con
implementos para mejorar nuestro riego en casa, en nuestro predio, por ese
lado muy agradecido, de otra manera no hubiésemos podido financiar y
mejorar la parte de riego para así poder ser más eficientes y tratar de usar lo
menos posible de agua”.

Estas entregas, se suman a las que otorga el Instituto de Desarrollo Agropecuario
(INDAP), con el fin de apoyar a quienes se han visto más afectados por la
situación hídrica que atraviesa la Región de Coquimbo, pero que deben seguir
desarrollando sus labores.